[Diario de Viaje] #AventuraArabe2017: Día 7 – Yas Waterworld + Ferrari World (28/01/16)

Nos levantamos sobre las 8h30 ya que el parque acuático, Yas Waterworld, abría sobre las 10h00 y teníamos que preparar las maletas.

El día no podía comenzar peor… Los parques de Yas Island tienen una sección en la que ponen las atracciones cerradas, ya llevaba semanas anunciando que Dawwama, el enorme embudo de Yas Waterworld, estaría cerrada hasta nuevo aviso, bueno, he probado El Dragón de Siam Park (una de mis atracciones favoritas), pero podría vivir con esa pérdida. Sin embargo, Ferrari World anunciaba que Formula Rossa estaba fuera de servicio…

¡Noooooooooooo! El mundo se me cayó encima en ese momento, haber recorrido más de 5.000 kilómetros para probar la montaña rusa más rápida del mundo y encontrármela cerrada… Había tenido mucha suerte durante todo el viaje, pero encontrarme a la estrella del viaje cerrada era lo peor que podía pasarme en tema de atracciones cerradas, y ya había tenido demasiadas en Dubai Parks and Resorts…

Con una depresión de caballo preparamos las maletas y nos dirigimos a la recepción para dejarlas en consigna y recogerlas por la noche. Mi amigo intentaba animarme por todos los medios posibles, con la esperanza de que abriera a lo largo del día…

YAS ISLAND

*La introducción de Yas Island la tenéis disponible en la review del día anterior.

 

El autobús interno Yas Express partía de Yas Plaza a las 9h35. Se nota que eran las vacaciones de año nuevo en China, ya que el autobús, a diferencia de la noche anterior, iba repleto de chinos.

La mayoría se bajaron en la primera parada, pero nosotros continuamos hasta la segunda parada, Yas Waterworld, que será la futura parada de Warner Bros. World Abu Dhabi.

INTRODUCCIÓN WARNER BROS. WORLD ABU DHABI

En 2007, en plena explosión de proyectos de parques temáticos en los Emiratos Árabes, Warner Bros. Entertainment firmó un contrato con Aldar Properties, la empresa encargada del desarrollo de Abu Dhabi, permitiendo la llegada del primer parque temático de Warner Bros. a Oriente Medio.

De esta forma, ante el megaproyecto de Dubái con su Dubailand, que poseía algunas de las marcas más importantes del mundo (Marvel, Legoland, Six Flags, Dreamworks y Universal Studios), Abu Dhabi lograba arrebatarle a Dubái una de las compañías cinematográficas más importantes de Hollywood, Warner Bros.

A diferencia de Dubái, la crisis financiera ralentizó el proyecto pero no lo anuló y, gracias al éxito de Ferrari World Abu Dhabi, abierto en el año 2010, el proyecto se volvió a retomar a principios del 2013, iniciándose el largo período de diseño del proyecto, comenzando los primeros movimientos de tierra a principios de 2015.

*Diseños de Paul Westacott para Warner Bros. Abu Dhabi (no se sabe si son los artworks finales del proyecto):

Para la construcción de Warner Bros. World Abu Dhabi se contrató a:

La superficie en la que se ubica el nuevo parque temático es de 200.000 metros cuadrados, de los cuales la superficie cubierta será de unos 100.000 metros cuadrados, convirtiéndose en el segundo parque temático cubierto en tamaño, tras IMG Worlds of Adventure de Dubái.

*Nota: Existe una tercera pastilla de terreno de 20 hectáreas (TP 3), destinada a un tercer parque temático (el quinto de Yas Island tras Sea World Abu Dhabi).

El pasado 19 de Abril del 2016, Miral, empresa especializada en el desarrollo turístico de Abu Dhabi, anunció oficialmente el proyecto, cuyos datos más relevantes son:

  • Warner Bros. World Abu Dhabi abrirá sus puertas en el año 2018.
  • 1.000 millones de dólares de inversión
  • 19 atracciones temáticas
  • El portfolio de personajes que estarán presentes en el parque incluye DC Comics Super Heroes (Batman, Superman y Wonder Women) y Warner Bros. Cartoons (Bugs Bunny, Scooby-Doo y Tom and Jerry).
  • Yas Island espera pasar de 25 millones de visitas en el año 2015 a más de 30 en el 2018.
  • Está previsto construir un hotel temático en el futuro
  • Será el tercer parque temático de Warner Bros. en el mundo tras el de Australia y Madrid

Hablando de proyectos, el pasado 13 de Diciembre de 2016, Miral anunció la llegada en el año 2022 de SeaWorld Abu Dhabi, un parque que estaba previsto originalmente en The Palm Jebel Ali de Dubái, pero cuyo desarrollo nunca llegó a producirse, situación que ha aprovechado Abu Dhabi para hacerse con la licencia.

 

Este parque temático ambientado en la vida marina tendrá el primer centro dedicado a investigación, rescate, rehabilitación y retorno a la vida marina de los Emiratos Árabes Unidos, con instalaciones y recursos de clase mundial para el cuidado y la conservación de la vida marina local. También será el primer SeaWorld desarrollado sin orcas, e incluirá experiencias de contacto con los animales, grandes atracciones mecánicas y un gran acuario.

El parque ocupará dos pastillas de terreno ubicadas junto al Ikea, las cuales, unidas, tienen una superficie de más de 60 hectáreas.

Desde el autobús se veía la enorme nave que acogerá el futuro parque temático, la cual está prácticamente terminada exteriormente.

Al llegar a la parada nos perdimos un poco, ya que el acceso al parque acuático es un estrecho pasillo que bordea las obras de Warner Bros. World Abu Dhabi.

La nave del futuro parque temático impresiona por sus dimensiones y ya se puede adivinar la futura parada de taxis y autobuses.

Llegamos sobre las 10h00 a Yas Waterworld y lo primero que hicimos fue dirigirnos a las taquillas para comprar las entradas.

La zona de taquillas es bastante curiosa, con unos bonitos jardines y unos carteles introductorios que te cuentan la historia del parque y sus personajes.

LA HISTORIA COMIENZA ASÍ…

Hace mucho tiempo, en un pueblo dedicado a la extracción de perlas, conocido como Qaryat Al Jewana, sus habitantes descubrieron una Perla Gigante, escondida entre las ostras en el fondo del mar. La Perla Gigante trajo prosperidad y abundantes cosechas de perlas al pueblo.

Un día, un feroz “Shamal” (viento fuerte del noroeste) sopló desde el mar. Durante tres días y tres noches, la peor tormenta recordada asoló el pueblo. En la cuarta mañana, cuando el viento amainó, los habitantes pudieron salir de sus casas y descubrieron que la Gran Perla había desaparecido. A partir de ese momento las cosechas de perlas empezaron a menguar y el pueblo vivió tiempos difíciles. Para complicar más las cosas, una banda de codiciosos bandidos se instaló en el pueblo y robó muchas de las preciosas perlas que habían sido encontradas por los buceadores.

Viendo lo dura que era la vida en el pueblo, una joven niña llamada Dana, pidió a su madre que le contara la historia de la Perla Perdida una vez más, para así poder salir a buscar la perla y traer otra vez la prosperidad al pueblo. Dana viajó a través del desierto en busca de la perla desaparecida, con los bandidos siguiéndole el rastro. Tras encontrar a varios simpáticos animales a lo largo de su camino, su viaje la trajo de vuelta al oasis situado a las afueras del pueblo, ¡donde encontró la perla desaparecida!

Compramos el 2 Park Pass Bronze Adult a 295 dírhams (unos 76€) por persona. Este pase nos permite acceder libremente a los dos parques que posee Yas Island, aunque existen dos tipos más de tickets: Silver (incluye además del acceso descuentos en tiendas y 3 Fast Pass) a 450 dírhams; y Gold (incluye mayores descuentos en tiendas y Fast Pass ilimitado) a 630 dírhams.

El pase bronze ofrece un precio bastante competitivo para ser los Emiratos Árabes, la entrada de un día a Ferrari World cuesta 275 dírhams, y la oferta de ambos parques, en temporada de poca afluencia, no da para más de un día de visita.

INTRODUCCIÓN YAS WATERWORLD

Ante el éxito de Ferrari World y siguiendo su estrategia de convertir a Yas Island en un destino turístico de ocio de talla internacional, a finales del año 2010 Miral empezó a promover la construcción de un gran parque acuático sobre un terreno de 11 hectáreas.

Para la labor del diseño del parque se contrató a Atkins, una consultora británica de diseño, ingeniería y gestión de proyectos, que es una de las compañías más respetadas del mundo. Atkins fue responsable del parque acuático dubaití Wild Wadi a finales del siglo pasado, por lo que ya tenía experiencia en el diseño de parques acuáticos tematizados en los Emiratos Árabes Unidos.

El encargo fue bastante preciso, tenían que diseñar uno de los mejores parques acuáticos del mundo, inspirándose para ello en la cultura y tradición de los Emiratos Árabes Unidos.

De esta forma, Atkins decidió basarse en la rica herencia de la extracción de perlas del mar, el oficio principal de los Emiratos Árabes durante décadas, para crear la historia de “La Leyenda de la Perla Perdida”, la cual tenéis unas líneas más arriba.

La creación de esta historia fue la primera etapa del diseño del parque, una etapa fundamental ya que la misma se incluyó en el diseño del parque, convirtiéndose en el primer parque acuático del mundo en tener un hilo conductor, la Gran Perla, elevando el concepto de parques acuáticos a un nuevo nivel, pasando de un simple parque acuático a una completa experiencia.

Yas Waterworld representa la Leyenda de la Perla Perdida, un tema que vincula a todo el parque. La historia sigue a una niña, Dana, y sus intentos de recuperar a la madre de todas las perlas para su pueblo, con bandidos persiguiéndola. Incluye elementos de la cultura Emirati local y recrea la historia a través de las distintas atracciones del parque.

 

El parque posee ocho zonas temáticas, relacionadas con los escenarios y personajes de la historia:

  • Qaryat Al Jewana Souk
  • Dolphin Zone
  • Al Wa’ha Zone
  • Marah Zone
  • Bandit Zone
  • Jebel Zone
  • Dhabi Zone
  • Falcon Zone

Atkins, encargada de planificar y diseñar el proyecto, también tuvo un mandato clave: maximizar los estándares de diseño sostenible en todo el parque, con el fin de lograr una calificación de sostenibilidad Estidama Pearl One. Uniendo avanzada tecnología con planificación e ingeniería excepcionales, el diseño creado por Atkins reduce el uso de energía y el consumo de agua.

Para el diseño y construcción de los toboganes se contrataron a dos empresas líderes a nivel mundial:

Por otra parte, Vekoma se encargó de construir la primera montaña rusa suspendida en un parque acuático, un Splash Party.

Yas Waterworld se diseñó con cuatro “novedades” a nivel mundial:

  • El primer juego interactivo, SplashQuest, que convierte el parque entero en una gigante caza del tesoro, en la cual, los visitantes pueden participar en la historia de la perla perdida.
  • La primera montaña rusa suspendida instalada en un parque acuático, Bandit Bomber.
  • Dawwama, el primer HydroMAGNETIC TORNADO del mundo con flotadores de 6 personas.
  • Liwa Loop, el primer tobogán con looping de Oriente Medio.

El parque realizó su gran inauguración el 19 de Enero de 2013, tras dos años de obras, abriendo sus puertas al público el 20 de ese mismo mes, con una celebración que duró cuatro días. En el primer año se esperaban 700.000 visitantes.

Yas Waterworld, el cual requirió una inversión de 245 millones de dólares, posee 43 atracciones y tiene una capacidad de 7.000 personas, ha recibido numerosos premios a lo largo de su breve historia, destacando su diseño y calidad de la oferta.

Plano Yas Waterworld

Con las entradas en la mano nos dirigimos hacia los tornos, donde nos recibieron los dos niños de Qaryat Al Jewana, Dana y Sultan. La entrada se realiza por un bonito puerto pesquero que nos “sumerge” en la historia de la Gran Perla y los buceadores que buscan las perlas.

Los tornos me resultaron curiosos ya que solo poseen dos barras, a diferencia de las clásicas tres barras. Muchos niños se colarán por debajo seguramente…

Tras pasar los tornos accedemos al Souk (bazar) de Qaryat Al Jewana, un gran edificio cubierto donde encontramos varias tiendas, algunos restaurantes y la zona de servicios del parque, con las taquillas, duchas y baños.

Las taquillas, cuyo alquiler cuesta 55 dírhams (unos 14,20€), tienen un sistema de pulsera con chip sin contacto para abrirse y cerrarse. Una vez dejadas las mochilas, puesto el bañador y embadurnados de crema protectora (no quería volver al frío invierno de Europa con una insolación), nos adentramos en el misterioso pueblo de Qaryat Al Jewana.

Como no teníamos el desayuno incluido en el hotel, lo primero que hicimos fue ir a la cafetería Yas Berry, a por algo de comida. Esta cafetería se encuentra junto a la entrada, en una pequeña zona de restauración junto a las piscinas de olas artificiales para surfear.

Yas Berry es una cafetería-tienda (vendían productos relacionados con el parque acuático) en la cual no hay mucha elección para desayunar, por lo que pedimos un café y unas cookies, eso sí, el aire acondicionado estaba a tope, por lo que daba la sensación de entrar en una nevera, ¡y no estábamos mojados! No me quiero ni imaginar cuando entres mojado en ese restaurante, coges una pulmonía seguro…

Tras desayunar, dejamos las carteras en la taquilla y nos preparamos para la ¡aventura!

Era primera hora y no había casi nadie, así que nos fuimos directamente hacia la montaña rusa del parque, Bandit Bomber, pasando junto a las zonas infantiles, las cuales son muy completas y bien tematizadas. También pasamos junto a la zona de cabañas VIP, uno de los productos estrella de los parques acuáticos modernos.

Bandit Bomber es la montaña rusa familiar suspendida de Vekoma, la cual posee un recorrido de 515 metros a través del “desierto” del parque, con vagones de 4 pasajeros que se elevan hasta 23 metros de altura y alcanzan 50km/h. La particularidad de esta montaña, además de estar en un parque acuático, es que posee pistolas y efectos de agua para interactuar con los visitantes y los decorados del parque.

La primera decepción nos la llevamos al descubrir que dichos efectos estaban desactivados… No sabemos si era porque era “invierno” (la verdad es que hacía frío en esos momentos con “sólo” 19 grados), o porque han tenido problemas técnicos o con los visitantes, pero la mayor gracia de la atracción no estaba activa…

De todas formas, es una curiosa montaña rusa con buenos efectos de choque e interesante recorrido a través de los decorados del parque, ofreciendo buenas sensaciones, aunque nunca hay que olvidar que estamos hablando de Vekoma y mete buenos golpes en algunas curvas.

Esta atracción pretende contarnos las peripecias de los bandidos, Chubby y Skinny, persiguiendo a Dana a través del desierto de Qaryat Al Jewana.

Tras empezar fuerte, decidimos continuar la aventura con otra de las estrellas del parque, Falcon’s Falaj, el HydroMAGNETIC MAMMOT de Proslide, ya que Dawwama estaba cerrada.

Yas Waterworld es bastante pequeño y compacto (reunir 43 atracciones en tan poco espacio tiene mucho mérito), pero es un poco lioso encontrar el camino hasta las torres de toboganes, a pesar de sus cuatro entradas diferentes… Por suerte, el parque está plagado de carteles indicándonos el camino a los diferentes toboganes, así que nos dejamos guiar.

En lo alto del nido del Halcón encontramos el Falcon’s Falaj, junto a Dawwama, la cual daba mucha pena ver cerrada… Los flotadores de 6 personas son conducidos hasta una báscula, donde son pesados antes de ser lanzados, si no hay suficiente peso tienes que esperar la llegada de más visitantes, como nos pasó a nosotros, debido a que el parque estaba prácticamente vacío en ese momento.

Esta atracción rinde homenaje al poderoso halcón, el cual tiene un papel fundamental en la historia de los Emiratos Árabes Unidos, así como en la Leyenda de la Perla Perdida, al ser el guía de Dana en el desierto.

El tobogán es una mezcla entre las llamadas “watercoaster” y los clásicos rápidos, ofreciendo una interesante y divertida combinación. Lo que no nos resultó tan divertido fue lo congelada que estaba el agua, estoy seguro de que la habían metido en un refrigerador porque no es normal lo fría que estaba, precisamente ese día que no acompañaba el tiempo…

Hay una cosa que no soporto y es pasar frío en los parques acuáticos, algo que me pasa muy a menudo porque soy bastante friolero…

Tiritando de frío nos fuimos corriendo a por el siguiente tobogán, dejándonos llevar por los serpenteantes caminos del parque, hasta llegar al área de Jebel Zone.

En esta área encontramos el típico tobogán de tipo caída libre, Jebel Drop, el cual ya he comentado que no soy muy fan, porque me producen bastante respeto y en sensaciones son muy similares todos (caída Libre), así que prefiero probar cosas diferentes que me aporten algo más. También encontramos un Speed Slide, Hamlool’s Humps, muy similar a Ciclón Tropical de PortAventura, famoso por ser un perfecto exfoliante de la piel, así que no quería dejarme la espalda (prefiero los toboganes con flotador o colchoneta, mucho menos agresivos con la espalda).

Otra de las atracciones destacadas de la zona es Sebag, un Whizzard de WhiteWhater que es una evolución de los clásicos toboganes racers con una parte cubierta. Era mi primera atracción de este tipo (Racer cubierto) y tenía mucha curiosidad por descubrirla. La verdad es que no decepciona, desorienta mucho la parte interior antes de enfrentarte a una gran caída que llega a acojonar cuando te la encuentras de repente. Una muy buena atracción y con una temperatura del agua mucho más templada.

La historia de la atracción recrea el efecto de sumergirse en el agua en búsqueda de perlas, por ello, el inicio del tobogán se encuentra en un pequeño barco pesquero, el cual imita el típico barco usado por los buscadores de perlas.

Una curiosidad que observé en las colas de estos toboganes es que había unos aspersores de agua a lo largo de la fila, al nivel de los pies, imagino que para refrescar el suelo en los días de verano y que los visitantes no se asen.

Desde lo alto de esta torre de toboganes hay unas buenas vistas del conjunto del parque, de Ferrari World Abu Dhabi y de las obras de Warner Bros. World Abu Dhabi.

No muy lejos se encuentra Slither’s Slides, un conjunto de 5 toboganes de tipo Inner-Tube Slides y uno de tipo Rattler de WhiteWhater.

Aprovechando que había poca gente, decidimos probarlos todos, quedándonos con el Serpent Spin (Speed Bowl) por su velocidad y Slither’s Surprise (The Rattler) por la variedad de elementos.

El Slither’s Surprise tiene un recorrido muy largo y hasta que no sale el visitante no envían al siguiente, por lo que, incluso en días de poca afluencia, puede tener colas. Nosotros nos aprovechamos de la poca afluencia en esos momentos, aunque cuando ya nos quedaban dos toboganes por probar, empezamos a comprobar cómo el tiempo de espera aumentaba, debido a la mayor afluencia de público.

Menos mal que fue una de las primeras atracciones del día ya que la asistencia de público fue aumentando conforme pasaban las horas y es una de las atracciones más demandadas.

Este conjunto de toboganes poseen el nombre de Slither, la inteligente amiga de los bandidos, Chubby y Skinny, a los cuales ayuda en el intento de robo de la Perla a Dana y sus amigos.

No muy lejos se encuentra Al Raha River – Lazy River, esperando encontrarnos un divertido río lento como el del Atlantis, este resultó ser un río lento, lento… Lo curioso es que pasamos por el interior de las torres de toboganes.

Al salir del río lento repetimos en Sebag y vimos que había un segundo río lento (los flotadores eran de diferente color), por lo que decidimos ir a ver si Yadi Yas – Wave River era mejor. Como su nombre indica, este es el río lento con sección de olas, por lo que resultó ser mucho más interesante, y tiene una sección de playa con espectaculares vistas de Dawwama, la cual daba penita ver cerrada.

Como último tobogán que nos faltaba por probar quedaba Liwa Loop, el Aqualoop de WhiteWhater. En Yas Waterworld, a diferencia del Atlantis, sólo hay un tobogán de este tipo, por lo que tuvimos que hacer un poco de cola. Otra diferencia que vimos es que este era más bajo, el del Atlantis es muy alto el tobogán.

Con todos los toboganes que nos interesaban probados repetimos una última vez en Falcon’s Falaj, antes de relajarnos un poco en la típica piscina de olas, Amwaj Wave Pool.

Esta piscina de olas me pareció bastante pequeña, quizás tengo demasiado presente el monstruo del Siam Park, pero no es mucho más grande que la de Aqua Mágica en Isla Mágica.

Para secarnos, decidimos repetir una última vez en Bandit Bomber, una delicia de montaña rusa a pesar de ser de Vekoma y tener sus clásicas vibraciones.

Visitado todo el parque, decidimos ir a cambiarnos y continuar nuestra visita en Ferrari World Abu Dhabi.

Mi amigo, preocupado por lo decepcionado que yo estaba, había estado pendiente de Formula Rossa, e incluso le pareció ver que estaba funcionando una de las veces que subimos a los toboganes. Al llegar a los vestuarios, gracias al wifi, comprobamos que Formula Rossa ya no estaba en la lista de atracciones cerradas, pero el siguiente autobús directo a Ferrari World era a las 14h35, teníamos que esperar más de una hora antes de comprobar si era cierto que volvía a estar activa…

Ese tiempo lo dedicamos a tomar algunas fotos del parque y cambiarnos tranquilamente.

Cuando se acercó la hora de irnos, recogimos nuestras mochilas de las taquillas y nos dirigimos hacia la parada de autobús, tomando algunas últimas fotos de las obras de Warner Bros. World Abu Dhabi.

En conclusión, Yas Waterworld es un parque temático muy bueno, quizás un poco pequeño y compacto, pero goza de una tematización de calidad, una historia contada a través de sus atracciones y una buena oferta muy variada que incluye una montaña rusa.

Sin embargo, al ser tan pequeño y compacto, este parque no posee grandes espacios ajardinados que asombren por su belleza, ni varios iconos visuales (es todo una masa compacta multicolor), como sí podemos encontrar en Aquaventure Atlantis The Palm y Siam Park Tenerife.

En definitiva, un muy buen parque acuático que en mi ranking personal se sitúa en tercera posición, configurándose así mi Top 3, a excepción de visitar los grandes parques acuáticos americanos y asiáticos:

  • Siam Park Tenerife, un parque excelente en todos los sentidos, muy buena tematización, unos paradisíacos jardines y una oferta de calidad muy amplia y variada.
  • Aquaventure Atlantis The Palm, un parque realmente bonito que falla en la variedad de su oferta, de todas formas, posee algunas sorpresas, como su interminable río lento y su playa privada, pero lo mejor de todo son sus jardines y las espectaculares vistas de Dubái.
  • Yas Waterworld, un parque que ha demostrado que no es necesario un amplio terreno para poder construir un parque excelente, sin embargo, le falta ese algo especial que tienen los otros dos.

 

Al llegar a Ferrari World Abu Dhabi estaba de los nervios, conozco, por experiencia, el carácter imprevisible de las interrupciones de servicio por motivos técnicos de las atracciones y, cuando una montaña rusa está peleona, y más una tan compleja como Formula Rossa y su lanzamiento, puede pasarse días enteros cerrada hasta que encuentren la solución…

Fui corriendo hacia la entrada, mi amigo me aconsejaba tranquilidad pero yo no podía, ¡no podía quedarme sin probar Formula Rossa! Y justo, al llegar a los tornos, miré el panel con las atracciones cerradas y ahí estaba Formula Rossa

El mundo se me volvió a caer encima, si hubiéramos planificado de otra forma la visita quizás si hubiera podido montarme en ella…

INTRODUCCIÓN FERRARI WORLD ABU DHABI

A finales de 2005, Ferrari y Aldar Properties anunciaron la construcción en Abu Dhabi del primer parque temático dedicado a la mítica escudería italiana, Ferrari World Abu Dhabi. En aquel momento, su previsión era inaugurarlo a finales de 2008.

La fase de estudios previos y diseño se alargó más de lo esperado, por lo que la primera piedra del parque se puso el 3 de Noviembre del 2007, iniciándose las obras del complejo al año siguiente.

El parque temático Ferrari World Abu Dhabi se diseñó como el eje de Yas Island, el icono del complejo turístico, ocupando un área de 60 hectáreas junto al circuito de Fórmula 1 y conectado con el gran centro comercial.

El complejo Yas Island requirió una inversión de 1.557 millones de euros, de los cuales unos 700 millones de euros se destinaron al parque, y las empresas implicadas fueron:

  • AECOM: Esta consultora americana especializada en parques temáticos se encargó de realizar el estudio de mercado.
  • Benoy Architects: Este estudio de arquitectura inglés fue el encargado de diseñar su icónica cubierta, el Masterplanning y el diseño interior. La visión de este estudio de arquitectura era crear un edificio que reflejara lo mejor de la marca Ferrari, inspirándose en el diseño de un Ferrari GT. La cubierta se diseñó como una enorme duna de arena roja, una estrella de tres puntas con tres garras, “Triform”, que dieran cabida a las atracciones exteriores. En el centro, un enorme “Funnel” permite el acceso de la luz natural al complejo.
  • Ramboll: Este estudio de ingeniería danés se encargó de proveer la ingeniería estructural, los estudios geotécnicos y la fachada del edificio, así como el diseño urbano del entorno.
  • Besix: Esta empresa de construcción fueron los contratistas generales del proyecto.
  • Reynaers: Esta empresa belga, especializada en el trabajo del aluminio, se encargó de construir la cubierta del edificio.
  • Jack Rouse Associates: Esta empresa norteamericana, especializada en el diseño de atracciones y parques temáticos, se encargó de diseñar la tematización y la mayor parte de las atracciones del parque.
  • Farah Leisure Parks Management como gestor de los parques temáticos del complejo Yas Island.

La cubierta del edificio, diseñada por Benoy, es el icono del parque y cubre una superficie de 176.000 m2, de los cuales 86.000 m2 corresponden al edificio principal climatizado, que lo convertían en el mayor parque temático cubierto del mundo, hasta que el año pasado fue superado por IMG Worlds of Adventure.

La cubierta tiene un perímetro de 2.200 metros, midiendo 700 metros de punta a punta, y su punto más elevado se encuentra a 45 metros sobre el suelo. En el centro de destaca un embudo de cristal, el “funnel”, de 100 metros de diámetro. Para sostener el techo se utilizaron 12.370 toneladas de acero.

El techo del edificio está coronado por un enorme logotipo de Ferrari, con unas medidas de 65 metros de largo por 48,5 metros de ancho, convirtiéndolo en el logotipo Ferrari más grande jamás creado.

La estructura se completó el 29 de octubre de 2009, permitiendo de esa forma el inicio de la construcción de las atracciones. Para las atracciones se construyeron 19 “edificios” metálicos dentro del gran edificio climatizado, que acogen en su interior las diferentes atracciones del parque.

Plano de los diferentes edificios

El parque no sólo puede vivir de una icónica cubierta, por lo que contactaron con Intamin AG para construir la montaña rusa más rápida del mundo, al alcanzar una velocidad máxima de 240 kilómetros por hora en 4.5 segundos, que siete años más tarde sigue sin ser destronada.

Otros proveedores de atracciones destacados fueron Mack Rides y Maurer Söhne.

 

Tras tres años de obras, a mediados de 2010 se anunció que Ferrari World abriría sus puertas el 28 de Octubre de ese mismo año, a modo de soft opening, para aprovechar la celebración del campeonato de Fórmula 1. Sin embargo, la muerte del jeque de Ras al-Khaimah el 27 de Octubre, hizo que la apertura del parque se retrasara una semana, abriendo finalmente sus puertas el 4 de Noviembre con 19 atracciones disponibles. De todas formas, la inauguración oficial se realizó el 30 de Noviembre de 2010, con la presencia de autoridades y celebrities.

En la inauguración del parque estuvo Fernando Alonso, en aquel entonces piloto estrella de la escudería italiana, y nos dejó uno de los vídeos más impactantes del parque, su viaje en Formula Rossa con cartera saliendo por los aires, debido a la velocidad de la bestia.

George Walker, un consultor creativo con experiencia en Thinkwell Design, Universal Creative y Disney, se unió a Ferrari World en mayo de 2013 como Director Creativo, supervisando la gran expansión del parque, la cual tenía como objetivo ofrecer nuevas experiencias de primer nivel. En total se planificaron ocho nuevas atracciones, algunas de ellas “únicas en el mundo”, que permitirían aumentar la capacidad del parque en un 40% y mejorarían drásticamente la experiencia general de los visitantes, gracias a la incorporación de innovadores efectos especiales y nuevos entornos temáticos.

Plano Ferrari World Abu Dhabi

Con enorme decepción nos dirigimos al punto de información a por unos planos, información sobre las taquillas y ya de paso, preguntar sobre el estado de Formula Rossa. El chico que nos atendió, vestido con el traje típico árabe, no dejó de insistir en que no nos preocupáramos, que Formula Rossa iba a abrir en breve…

La verdad es que no me hizo mucha gracia su actitud, como ya he comentado, conozco el carácter imprevisible de las interrupciones de servicio por motivos técnicos y lo último que tienes que hacer es asegurar la reapertura de una atracción, cuando es algo incierto, provocando la consiguiente decepción del cliente si finalmente esos buenos deseos no se cumplen…

Tras dejar las mochilas en las taquillas, similares a las de Yas Waterworld, nos dirigimos a por la primera montaña rusa del parque, Fiorano GT Challenge.

Este parque “temático” no posee zonas temáticas propiamente dicho, está todo basado en la historia de Ferrari, aunque sí se pueden diferenciar pequeñas sub-áreas dentro del mismo: la zona italiana, con calles recreando el ambiente italiano y maquetas de los edificios más representativos; la zona del circuito de carreras, con los simuladores y el circuito de Karting; y la zona museo, con la Galleria Ferrari, Viaggio in Italia y Formula Rossa.

La primera impresión que uno tiene al entrar en el enorme edificio es que estás entrando en un enorme centro comercial. Es cierto que la cubierta es espectacular y el Funnel es todo un icono del complejo, pero al ser un espacio tan grande y abierto, en ningún momento pierdes la sensación de estar en una enorme nave industrial…

Así como IMG Worlds of Adventures se había preocupado en crear diferentes ambientaciones dependiendo del área del parque, especialmente conseguidas las de Marvel y Lost Valley, aquí encontramos una enorme nave con modernos edificios diseminados a lo largo de ella, decorados con un poco de tematización y mucha pintura roja.

Hablando de tematización, al entrar en la zona italiana que nos conduce hasta Fiorano GT Challenge, me llamó la atención la dudosa calidad de la tematización, muy poco realista y con estatuas deformes… Jack Rouse Associates, la empresa “especializada” en parques temáticos que se encargó de plasmar la Bella Italia, más bien la versión China, es conocida también por haber diseñado los parques temáticos de Land of Legends en Turquía y Sochi Park en Rusia, dos claros ejemplos de diseños fallidos…

Yo nunca he estado en la India, pero la India recreada en Bollywood Parks Dubai me fascinó y me dieron ganas de conocer la verdadera, con la Italia representada en Ferrari World, lo único que dan ganas es de salir huyendo…

Por suerte Flying Aces sube el nivel en todos los sentidos, se nota que contrataron a otra empresa para su diseño y concepción.

Las colas de Fiorano GT Challenge son bastante sencillitas, unos clásicos zig-zag  decorados con carteles de competiciones de carreras de coches, lo mejor son las vistas de la propia montaña rusa y de su vecina, Flying Aces.

A diferencia de IMG Worlds of Adventure, donde es imposible contemplar The Velociraptor, en Ferrari World conceden un gran protagonismo a las montañas rusas, pudiéndose contemplar desde el interior del edificio, gracias a los enormes ventanales, así como desde las terrazas panorámicas ubicadas junto a cada montaña rusa, que son usadas como zona de fumadores.

No había mucha gente en la cola, pero entre pases VIP y demás, tuvimos que esperar una media hora… Nos tocó el circuito el circuito rojo, el de la izquierda

Esta montaña rusa multi-lanzamiento dueling familiar, construida por Maurer Söhne, es una auténtica delicia, como casi todo lo que construye esta empresa bávara (Dizz de Bobbejaanland es un pequeño aborto involuntario). Su recorrido es muy suave y largo, con sus 1.000 metros de recorrido, y la tematización de los vagones es espectacular, realmente da la sensación de estar montado en un coche de Ferrari.

Por desgracia, no pudimos probar el circuito amarillo, el tiempo no dio para más, pero es muy interesante esta dueling con dos recorridos diferentes, dando la sensación de que estás en una verdadera competición, cruzándote en el camino con el otro tren-coche.

Nuestra siguiente parada fue Flying Aces, pasando previamente por la pequeña calle llena de clichés italianos.

En Flying Aces, la gran novedad 2016, no permiten montar con objetos personales, por lo cual han dispuesto una especie de guardarropía gratuito frente a la entrada de la atracción. Esta zona de taquillas tiene pinta de ser provisional ya que es claramente insuficiente para la capacidad de la atracción, además de que la mitad de ellas no funcionan, por lo que los pobres empleados iban como locos poniendo los objetos personales en pequeñas cajas.

Una de las primeras atracciones del ambicioso plan de expansión del parque es Flying Aces, y desde el primer momento uno es consciente del cambio creativo que ha sufrido el parque gracias a la llegada de George Walker.

Flying Aces, a diferencia de las otras montañas rusas del parque, cuenta una historia. En esta montaña rusa se nos cuenta la historia del famoso Cavallino Rampante, que antes de ser el emblema de Ferrari fue utilizado por uno de los pilotos italianos de aviación más famosos de la Primera Guerra Mundial.

El caballo estaba pintado en el fuselaje del avión de caza que pilotaba Francesco Baracca, el as de la aviación, un héroe italiano que, tras decenas de victorias, fue abatido en el municipio de Montello. En 1923, Ferrari ganó el primer circuito del Savio, en Rávena, y allí, Enzo Ferrari conoció al conde Enrico Baracca, padre del ilustre aviador, y más tarde a su madre, la condesa Paolina Biancoli. Ella le pidió que emplease el caballo de su hijo como insignia para sus coches, asegurándole que le traería suerte. Ferrari le hizo caso y conservó el color negro original del animal, al que añadió un fondo amarillo, representativo de Módena, su ciudad natal. De esta forma, nació uno de los emblemas más famosos y fácilmente reconocibles del mundo.

Flying Aces, el as de la aviación, nos cuenta la historia de Francesco Baracca, con unas colas hipertematizadas que nos trasladan a la Primera Guerra Mundial, cuando el Cavallino Rampante surcaba los cielos.

Las colas de la atracción han sido diseñadas y concebidas por Dynamic Attractions, empresa de la que el propio George Walker forma parte desde julio de 2015, ocupando el puesto de Vicepresidente de Desarrollo Creativo.

 

Tras esas colas que nos meten en situación llegamos a la estación, donde montamos en el tren de Intamin que recrea un biplano amarillo, y partir de ahí lo que nos espera es una experiencia increíble…

El lift, el cual posee el record de ser el lift de cadena con la pendiente más inclinada (51º), es recorrido a gran velocidad, imitando el despegue de un avión, y a partir de ahí empieza un recorrido lleno de “piruetas”, imitando el vuelo de un biplano.

Esta montaña rusa de tipo Wing Coaster de Intamin, de 63 metros de altura y que alcanza 120 km/h y fuerzas de 5 G, también posee otro record, el del loop más alto del mundo con 52 metros.

 

Está claro que en otra cosa no, pero en montañas rusas Ferrari World Abu Dhabi está apostando muy muy fuerte, y con Flying Aces se han apuntado otro tanto, que viene a sumarse a Formula Rossa, poseyendo dos de las mejores montañas rusas del mundo.

En Flying Aces tuvimos que esperar una media hora, pero al llegar a la zona de pre-carga no podíamos tener más suerte… ¡primera fila!

A la salida de la estación se puede observar un interesante panel con la evolución del logotipo de Ferrari.

Junto a Flying Aces encontramos las vías de Mission Ferrari, atracción diseñada por Dynamic Attractions, pero cuyas vías han sido construidas por The Qiguang Group, un fabricante chino encargado de construir la primera SFX coaster.

Mission Ferrari ocupa el “edificio” en el que antiguamente se encontraba V12, un flume de Mack Rides que recreaba el funcionamiento de un gigantesco motor V12, similar al usado en el Ferrari 599 GTB Fiorano, una atracción que gozaba de poco éxito debido a su fallido diseño y concepción.

 

No muy lejos se encuentra la otra novedad 2017, una Shuttle Coaster de Intamin llamada Turbo Track, que sustituye a la torre de caída libre G-Force, la cual tenía muchos problemas técnicos y se pasaba largas temporadas cerrada.

Decidimos probar suerte y acercarnos a Formula Rossa, pero seguía cerrada y como es lógico, los operarios de la atracción no pudieron confirmarnos la apertura de la atracción en el resto del día.

Así que dimos media vuelta y volvimos a la zona de Flying Aces, ya que eran más de las 16h00 y junto a la montaña rusa de Intamin han abierto un nuevo restaurante, el único “Fast Food” del parque, Officers Foodquarters.

Por el camino pudimos ver las obras de Turbo Track, la nueva Shuttle Coaster de Intamin de 64 metros de altura y 180 metros de recorrido, que promete ser bastante intensa con sus 102 km/h.

Yo me pedí un menú de hamburguesa de pollo por 50 dírhams (unos 12,90€), un precio un poco elevado para la cantidad de comida, pero de calidad estaba bien y era lo más asequible que tenía el parque, el resto de restaurantes eran realmente prohibitivos y no estábamos dispuestos a pagar precios Ferrari también para comer…

Como curiosidad, nos dieron un pequeño aparatito vibrador, similar al de Aquaventure Atlantis the Palm, que nos avisaba en cuanto nuestra comida estaba lista.

Otro detalle que observé es que, al igual que en IMG Worlds of Adventure, la vegetación del parque era artificial, y una pobre planta natural que encontramos en el restaurante, estaba muy mustia, con muy pocas hojas sobreviviendo.

Para rebajar la comida decidimos acercarnos al mirador de Flying Aces, para contemplar en todo su esplendor esta maravilla de Intamin.

Siguiendo una ruta tranquila, decimos continuar con Made in Maranello, la aburrida Dark Ride que intenta contarnos la historia de la fabricación de un coche Ferrari, a través de diferentes escenas que pretenden ser “innovadoras” y “modernas”, pero que acaban siendo un completo despropósito, demostrando que en el diseño de esta atracción faltó mucha creatividad, porque los medios los tiene, incluidos los vehículos similares a los de Spiderman de Universal Studios.

Menos mal que en esta atracción no había cola, obvio, si no me pego un tiro… Espero que esta sea una de las próximas en caer porque es una completa pérdida de tiempo y lo único que hace es dar mala imagen a Ferrari.

No muy lejos se encuentra Speed of Magic, pero como había una media hora de cola, decidimos dejarla para el final del día, ya que confiábamos en que tendría mucha menos afluencia.

Volvimos a acercarnos a la zona de Formula Rossa, pero “nein”, así que decidimos entrar en el cine 4D Driving with the Champion, ya que no había mucha cola.

Mi amigo me contó que originalmente la película estaba protagonizada por Fernando Alonso, la estrella en aquellos años de Ferrari, pero actualmente se ha creado un nuevo montaje, insertado trozos de vídeo con la aparición de Sebastian Vettel, la nueva estrella de Ferrari.

La película es simpática, pero se queda anticuada, como ese cine 4D en general.

La verdad es que, a excepción de Formula Rossa por su récord, las atracciones y tematización originales del parque dejan mucho que desear, Jack Rouse Associates se cubrió de gloria con este proyecto, porque presupuesto tenía para haber diseñado la octava maravilla del mundo…

Junto al cine 4D se encuentra la otra novedad 2016, Benno’s Great Race, pero al entrar, sufrieron un apagón en la atracción, por lo decidimos dejarla para más tarde y acercarnos a ver el espectáculo RED, el cual empezaba en poco menos de 15 minutos, a las 18h00.

La esperanza es lo último que se pierde y como Benno’s se encuentra junto a Formula Rossa, cruzamos los dedos esperando que el apagón sufrido fuera por la puesta en marcha de la joya de Intamin, aunque por el momento seguía cerrada…

RED es un espectáculo de variedades muy del estilo italiano, con algunas acrobacias, números musicales, mamachichos y mucho color rojo, que se note que estamos en Ferrari… Lo que me llamó la atención es que el teatro es muy prefabricado, no es un escenario fijo.

Tras ese momento que nos trasladó a tierras conocidas (hola PortAventura), decidimos acercarnos a cotillear un poco los simuladores de Fórmula 1 del parque, los cuales serán la “gran” novedad de Ferrari Land, o así nos los están vendiendo…

Ya se había hecho de noche, por lo que el parque se tiñó de rojo (más aún), gracias a la iluminación de las fachadas de los edificios de las atracciones, las cuales imitan modernas construcciones.

Volvimos a pasar por delante de Formula Rossa, pero seguía cerrada…, así que continuamos hasta Benno’s Great Race.

Esta Dark Ride interactiva es una de las novedades 2016 y sustituye “The Racing Legends”, una aburridísima Dark Ride que contaba la historia de Ferrari en las carreras de coches, a través de escenas con decorados estáticos y pantallas poco integradas en los mismos…

 

Aprovechando el circuito ya existente e incorporando vehículos con “herramientas” de ETF Ride Systems, Alterface ha creado una Dark Ride Interactiva familiar excelente, una pena que las otras Dark Rides creadas por el equipo formado por Alterface y ETF Ride Systems en los Emiratos Árabes no estén a la altura…

 

En esta Dark Ride, orientada a las familias, los visitantes tienen en su poder una “herramienta”, con la que tienen que realizar diferentes tareas, ya sea recoger herramientas, construir un coche o eliminar los obstáculos de la carretera, al más puro estilo de un videojuego con diferentes niveles. Una excelente idea la de crear diferentes pruebas, no solo disparar a los malos, con pantallas integradas perfectamente en los decorados, sin dejar de lado la inclusión de animatronics que mejoren el conjunto.

En definitiva, toda una grata sorpresa esta Dark Ride infantil que se ha convertido en una de las mejores del viaje y que es muy adictiva por sus diferentes “niveles”. Una pena que no tuviéramos tiempo de repetir…

Al salir de Benno’s giramos instintivamente la cabeza hacia Formula Rossa y… ¿no hay ningún operario en la entrada informando? ¡¿Qué es eso, gente corriendo??!

Así que nos pusimos a correr como si nuestra vida dependiera de ello en dirección a Formula Rossa y ¡SÍ!, ¡estaba abierta! Eran las 19h00, sólo faltaba una hora para el cierre, pero ¡por fin estaba abierta!

No había mucha cola porque acababa de abrir pero yo estaba atacado de los nervios, pocas veces he estado tan nervioso en mi vida, porque todavía no podía decir “prueba superada” hasta que no bajara de la atracción tras haberla gozado.

Esos pocos minutos se me hicieron eternos hasta que, equipados con las gafas protectores, éramos lanzados a 240 km/h, en ese momento, por fin pude respirar tranquilo…

 

¡Sí, lo había conseguido! ¡Por fin había podido sentir la increíble experiencia de Formula Rossa en mis propias pieles!

En la estación estaban todos los empleados, incluido el que parecía el Director de operaciones del parque, o un cargo similar, ya que se notaba que tenía mucho poder y no paraba de dar órdenes para que todo funcionara perfectamente en la última hora, sin dejar de animar al público ante la increíble experiencia que iban a vivir, muy rollo americano todo.

Flotando en una nube y con una paz interior increíble, decidimos continuar la visita al parque ya que aún nos quedaban algunas de las atracciones más importantes por probar.

En ese momento vimos que faltaban 15 minutos para el siguiente espectáculo de Viaggio in Italia, por lo que decidimos visitar la Galleria Ferrari, ya que no había apenas cola en el Flying Theatre.

Finalmente llegamos a Viaggio in Italia cuando faltaban 7 minutos, pero para nuestra sorpresa la próxima representación ya había completado el cupo, por lo que había que esperar más de 20 minutos… Mi amigo me dijo que la película era bastante mala y que no valía la pena, así que decidimos continuar la visita.

Speed of Magic es una de las atracciones que más curiosidad tenía de descubrir, soy un fan confeso de las Dark Rides y cuando anuncian una del estilo de Spiderman, siempre llaman mi atención.

Esta Dark Ride, a pesar de tener sus añitos y ser una de las atracciones originales del parque está bastante bien, los efectos y simulaciones están bastante conseguidos, quizás le falta un poco más de efectos especiales y una mejor definición del video, pero es una buena Dark Ride. De todas formas, la mejor Dark Ride del viaje sigue siendo, en mi opinión, Avengers Battle of Ultron.

 

A la salida fuimos a Flying Aces, donde no había nadie, tan poca gente había que tuvimos que esperar más de 20 minutos hasta alcanzar la capacidad mínima para enviar el tren…

Como estuvimos tanto tiempo esperando en la zona de precarga, pudimos ver que existe un pequeño vestuario en el que, las señoras y señores que van con el traje tradicional árabe con velo, son equipadas con un mono que evita que el velo salga volando y pueda causar algún accidente. Un detalle curioso, pero que denota la diferencia cultural con occidente, están preparados y tienen que adaptarse a unas situaciones que a nosotros nunca se nos ocurrirían.

Quedando poco más de 5 minutos para el cierre del parque fuimos corriendo a repetir en Formula Rossa, y otra vez fue una experiencia increíble, es tan fuerte el lanzamiento, que en ese viaje llegó a nublárseme la visión durante unos segundos, nada alarmante pero que indica el shock que sufre tu cuerpo al ser lanzado a esa velocidad.

Cuando salimos nos dispusimos a tomar unas fotos del tren, como el Director de Operaciones vio que teníamos interés por la atracción, nos dejó repetir una tercera vez, a pesar de que las colas de la atracción estaban cerradas, eran las 20h15, haciéndonos sentir VIP por unos momentos…

Ese viaje, el último lanzamiento del día de Formula Rossa, fue el viaje más increíble que jamás he vivido en una montaña rusa, justo en el momento del lanzamiento, un avión estaba aterrizando en el cercano aeropuerto de Abu Dhabi, por lo que cuando subimos la primera colina gritamos al unísono “avión”, ya que parecía que parecía que estábamos volando y lo íbamos a rozar con la punta de los dedos, gracias a la fuerza del lanzamiento y la euforia que estábamos sintiendo en ese momento.

Ese momento se me ha grabado a fuego en la memoria, estar sintiendo la enorme fuerza del lanzamiento, escuchar el tremendo rugido del avión y verlo tan cerca, siguiendo la misma trayectoria que nosotros…

El resto del recorrido está muy bien, lleno de curvas y peraltes, pero es que ese lanzamiento es tan increíble…

Con el parque ya cerrado nos dirigimos a la salida, pasando previamente por la enorme tienda Ferrari, de hecho es el paso obligatorio para salir del parque, por si acaso no habías consumido suficiente…

 

En conclusión, un parque monotema cuyo único interés hasta ahora era Formula Rossa, la montaña rusa más rápida del mundo, su tematización y atracciones eran muy decepcionantes, pero gracias a la llegada de George Walker en 2013 como Director Creativo, el parque ha emprendido una nueva ruta mucho más interesante, con atracciones temáticas que destacan por su calidad e innovación.

En definitiva, un parque temático que está sufriendo una completa metamorfosis y en pocos años se va a convertir en todo un referente a nivel mundial, por ahora a ver que nos depara la famosa SFX Coaster.

 

Dejando atrás las decoraciones de la celebración del Año Nuevo Chino en Ferrari World Abu Dhabi, nos adentramos en el Yas Mall, el gran centro comercial situado junto al parque temático de Ferrari, en busca de un restaurante para cenar.

No teníamos prisa, ya que nuestro avión salía a las 7h05 de la mañana siguiente y no habíamos reservado alojamiento, por lo que nos esperaba una larga noche…

Dentro del centro comercial encontramos Rogo’s – The Roller Coaster Restaurant, un modelo de restaurante muy similar al ya existente en Europa Park y Alton Towers, pero decidimos que ya habíamos tenido suficientes montañas rusas en el viaje, mejor acercarnos al Food Court del centro comercial.

En el Food Court encontramos varios restaurantes, sin faltar las franquicias americanas de hamburguesas, pero finalmente nos decantamos por un restaurante de comida asiática, Sugoi!!, nuestra manera de celebrar el año nuevo chino.

La verdad es que los precios estaban muy bien, yo me pedí un Sugoi! Special Combo a 42 dírhams (unos 10,80€) más un refresco a 5 dírhams (unos 1,30€). Para ser comida japonesa en cantidad razonable eran precios muy buenos, además estaba bastante buena.

Desde el primer día que vimos en el Dubai Mall el restaurante The Cheesecake Factory, estaba deseando probar una de sus míticas tartas de queso, ya que es uno de mis postres favoritos y mi amigo me había hablado muy bien de ellas, pero el precio me tiraba para atrás…

Habiéndose terminado el viaje gastando menos presupuesto del que tenía previsto, decidí que era el momento de darse un capricho y terminar por todo lo alto el viaje, así que fuimos a degustar unas sabrosas tartas de queso.

Yo decidí probar la tarta de queso “Dulce de Leche Caramel Cheesecake” a 32 dírhams (unos 8,25€), si, el nombre estaba en español, se ve que el dulce de leche es algo típico nuestro, y la verdad es que la descripción pintaba muy bien. Para acompañar decidimos pedirnos unos granizados, en mi caso de fresa, que costaba 18 dírhams (unos 4,65€), pero que era de refilling, por lo que podíamos beber todo lo que quisiéramos, incluso cambiando de bebida.

La tarta estaba realmente exquisita, pero entre la nata, la bebida y la cena anterior, mi estómago no daba para más, por lo que, con gran pena, tuve que dejarme un pequeño trozo, ¡pero es que no me cabía nada más! Ni siquiera pude repetir bebida…

Bien comidos y bebidos nos dirigimos hacia la salida para coger el autobús de vuelta al hotel. Al llegar a la salida me llamó la atención el cartel de despedida que daba las gracias en varios idiomas, incluido en valenciano (gràcies), en un tamaño mayor que el castellano y francés.

Antes de coger el autobús decidimos acercarnos a despedirnos de Formula Rossa, cuyo tren descansaba en la recta de lanzamiento, mientras unos operarios trabajaban en la primera colina.

La bestia es realmente espectacular, con sus 2 kilómetros de recorrido y 52 metros de altura máxima. En ese momento pudimos ver aterrizar varios aviones, recordándonos la fantástica experiencia vivida pocas horas antes…

Al final resultó que al ser sábado (domingo en el calendario árabe), ya no habían autobuses a esas horas, por lo que nos tocó coger un taxi de vuelta al hotel que se encontraba no muy lejos.

Al llegar al hotel nos quedamos un rato en la recepción, aprovechando que teníamos wifi, y pasada la medianoche nos acercamos a coger un taxi.

Yo estaba un poco preocupado, me sabía mal por el pobre taxista que llevarnos hasta el aeropuerto de Dubái de madrugada y luego tuviera que volverse, pero cuando le anunciamos el destino al taxista pareció alegrarse, así que me quedé más tranquilo.

Teníamos por delante un trayecto de más de 120 kilómetros, por lo que el taxista se paró en la primera gasolinera a repostar. No me gusta dormirme en los coches, pero estaba tan cansado y sentía que el taxista conducía bastante bien, por lo que caí enseguida, perdiéndome el despedirme del fantástico Skyline de Dubái…

En poco más de una hora llegamos al aeropuerto internacional de Dubái, la verdad es que el taxista fue rápido pero seguro, y el trayecto nos costó mucho menos de lo esperado, solamente 230 dírhams (unos 59,10€), cuando el trayecto de ida, siendo la mitad de distancia, nos había costado 175 dírhams (unos 45€), pero fue debido a que el conductor se perdió y dio muchas vueltas.

Como aún era la 1h30, nos pusimos a dar unas vueltas por la zona de restaurantes y la típica tienda de Duty Free que suele haber en los aeropuertos, que permanecía abierta toda la noche.

Cuando nos cansamos de andar, nos acercamos a comprarnos café del MUY caro en Costa Coffee… Si el Starbucks es caro, este es aún más, además, el dependiente, porque le vino en gracia, nos cobró unos extras sin habérselos pedido, pero como estábamos muy cansados y no teníamos ganas de discutir, acabamos pagando los 27 dírhams (unos 7€) por el dichoso cafecito…

Cuando ya se acercó la hora facturamos las maletas, pasamos los controles y accedimos finalmente al avión.

Esta vez se trataba de un Airbus A380, uno de los mayores y más espectaculares aviones que surcan los cielos que, por su condición de tener dos pisos, hacen que parezca una enorme ballena Beluga volando entre las nubes.

El viaje no podía terminar mejor, con una pantalla panorámica en el que elegir entre decenas de películas, desayuno, comida y un confortable asiento en el que dar unas cabezaditas entre película y película…

 

En conclusión, un viaje realmente increíble, considero que suelo tener bastante suerte en los viajes pero es que en este viaje nos ha salido casi todo a la perfección, a excepción de las atracciones cerradas de Motiongate Dubai ya previstas.

He descubierto cientos de lugares increíbles, probado decenas de sensacionales atracciones, visto algunos de los atardeceres más bonitos de mi vida, montado en los mayores aviones del mundo, experimentado la montaña rusa más rápida del mundo, degustado nuevos manjares, descubierto nuevas culturas y subido al rascacielos más grande del mundo….

En definitiva, uno de los mejores viajes de mi vida, que nunca podré olvidar, incluso ya estoy planeando volver el año que viene y descubrir todas las novedades que se construirán a lo largo de este año, porque la metamorfosis de los Emiratos Árabes va a la velocidad de la luz.

Por último, sólo espero que hayáis disfrutado leyendo estas reviews una décima parte de lo que yo disfruté viviéndolas y recordándolas, y también espero que os sirvan de guía y consejo de un destino que recomiendo encarecidamente, sobre todo durante la celebración de la Expo 2020, ya que aquello va a ser un auténtico espectáculo.

You may also like...

1 Response

  1. LentejO says:

    Espectacular review… simplemente alucinante!!! Siempre digo que los Emiratos Arabes son un mundo por descubrir, estuve en 2013 y en 1 semana vuelvo a estar por alli.

    Gracias por toda la informacion, me sirve de gran ayuda para mi viaje. Y como bien comentas, en 3-4 años se va a convertir en un destino muy fuerte en cuanto a Parques Tematicos se refiere.

    Me alegro que lo pasaras tan bien por alli, ah por cierto, yo cojo el mismo avion a la vuelta, el gran bicho del aire y le tengo muchas ganas!!

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published.