[Diario de Viaje] #LagodiGarda2016: Día 2 – Movieland Studios (18/09/16)

El despertador sonó a las 8h00 de la mañana y tras preparar mi mochila, me dirigí a la recepción para tomar un rico desayuno. Me hizo mucha gracia el cartel que habían puesto en las mesas: “Los italianos son vagos, ya lo sabes, ¡demuestra que tu no y recoge la mesa cuando hayas terminado!” ¡Ese tópico que nos persigue a los mediterráneos!

El primer autobús dirección a Canevaworld salía a las 9h30, así que tras el desayuno me fui tranquilamente hasta la estación, pasando próximo al lago de Garda donde algunas personas aprovechaban la agradable mañana del domingo para hacer deporte.

El autobús partió con unos minutos de retraso pero en poco más de 10 minutos ya nos encontrábamos en Canevaworld Resort (este complejo está un poco más alejado que Gardaland).

INTRODUCCIÓN

 

En los años 70 llega el “cabaret” a Caneva, acompañando la música con espectáculos, como un anticipo de lo que estaría por venir con el nuevo siglo. En esa década también se constituye un importante club de tenis y se inaugura la primera piscina olímpica cubierta de la zona, ampliando de esa forma la oferta de Caneva pasando a ser un complejo de ocio y deporte.

En 1982, la ambición de Alfonso Amicabile no tiene límite y abre el primer parque acuático de Europa, Caneva Sport, con varios toboganes y una piscina de olas, siguiendo el modelo de los primeros complejos acuáticos ya abiertos en Estados Unidos. En ese año también ve la luz la mascota del parque, una gota de agua sonriente.

A finales de los 80, ante el florecimiento de diversa oferta recreativa a lo largo de Italia (parques de atracciones, zoológicos, acuáticos, etc.), “Caneva Sport” se transforma en “Il mondo di Caneva”, haciendo hincapié en la incorporación de diversión y espectáculo en el parque acuático, con espectáculos de salto de trampolín, esquí acuático y otros.

En 1995 se produce un viaje familiar que cambiará el curso de la historia del complejo, y de la familia. La familia Amicabile visita los parques de Orlando y se quedan prendados del concepto del Universal Studios y el Disney’s MGM Studios (actual Disney Hollywood Studios), queriendo adoptar el concepto de ocio tematizado y grandes espectáculos a su complejo. De esta forma, en los años siguientes el parque acuático se transforma gracias a la tematización convirtiéndose en una isla paradisíaca, pasando a llamarse “Aqua Paradise”, y abre sus puertas un restaurante-espectáculo en 1997, Medieval Times.

En esos años Fabio Amicabile, hijo de Alfonso Amicabile, toma el relevo de su padre al frente de la empresa. Fabio Amicabile ha vivido desde pequeño la ambición de su padre y ha disfrutado con los toboganes del parque acuático. Teniendo presente las emociones y sensaciones vividas durante el viaje familiar a Estados Unidos, en el año 2003 la familia Amicabile abre un pequeño parque temático basado en el mundo del cine, MisterMovie Studios, actualmente llamado Movieland Studios.

Movieland abrió sus puertas sobre una superficie de 47.000 metros cuadrados, con un pequeño Main Street, una zona infantil “X-City” con atracciones de feria, una casa del terror “Horror House”, el espectáculo de Rambo y Magma, un recorrido en camión lleno de efectos especiales, al estilo de las atracciones de los parques de cine americanos.

Movieland fue el primer parque italiano basado en el mundo del cine, retomando el concepto de los Universal Studios y adaptándolo al público italiano.

En el año 2006 se inauguraron U-571 Submarine simulator, una atracción inspirada en la película U-571 que simula el hundimiento de un submarino alemán durante la segunda guerra mundial, y The Hollywood Action Tower, una torre de caída libre de Intamin inspirada en la mítica atracción de los parques Disney.

En el año 2007 abrió sus puertas The Tomb Rider Machine, un Wind Shear de Soriani e Moser, convirtiéndose en la primera flat de Europa en incorporar efectos especiales de agua y fuego para convertirla en un auténtico espectáculo (Talocan abrió en el año 2008). También ese año abrió sus puertas Terminator 5D, un Walk Through ambientado en la mítica película de Arnold Schwarzenegger.

En el año 2009 se produjo la retematización del área infantil, inspirada actualmente en el mundo de los Picapiedra, y abrió sus puertas Route 66, una típica atracción de coches.

El año 2010 vino cargado de novedades: Police Academy (un simulador basado en la serie Loca Academia de Policía); Terminator 5D – The Game (el Walk Through se convierte en interactivo); BC-10 Airlines (un barco pirata en la zona infantil); Brontojet (una montaña rusa familiar de  Schwarzkopf).

En el año 2013, para celebrar su décimo aniversario, abre sus puertas Kitt SuperJet, una atracción basada en El Coche Fantástico que usa enormes lanchas motoras que recorren el escenario del espectáculo Rambo, plagado de efectos especiales. Esta atracción es única en el mundo.

En el año 2015 abre la primera gran montaña rusa, Diabolik Invertigo, un Invertigo de segunda mano de Vekoma que, debido al escaso espacio disponible en el parque, se ubica en los terrenos del parque acuático.

Este año, aprovechando la existencia de unos decorados, han creado el espectáculo Overdrive Live Set, un espectáculo de especialistas en el que se muestra cómo se realizan las escenas de acción en el cine.

Mapa Movieland 2016

Mapa Movieland 2016

Una vez descendido del bus, hay que cruzar un túnel (como en Gardaland) para salvar la carretera que bordea el Lago de Garda. Terminado el túnel nos encontramos con la zona de ocio de Canevaworld Resort, el restaurante de bufet libre Rock & Roll Restaurant y el restaurante con espectáculo Medieval Times. Por el camino me había fijado en el detalle de que los carteles que indicaban las direcciones para llegar al parque imitaban las típicas señales de carretera americanas.

Tras los dos restaurantes nos encontramos con las taquillas del parque original del complejo, Caneva Aquapark. Como no sabía si en Movieland tendría taquillas, decidí comprar la entrada allí.

No había comprado la entrada con anterioridad en internet, lo que me hubiera permitido ahorrarme unos euros, porque no sabía qué tiempo me iba a hacer el día de mi visita a Canevaworld Resort. Mi idea inicial era visitar el acuático y el temático en el mismo día, pero, como anunciaban lluvia y frío (a pesar de que en esos momentos hacía bueno), decidí comprar la entrada para el temático solamente, ¡y menos mal! Además, siempre está la posibilidad de pagar 7€ y acceder al segundo parque.

Con la entrada en la mano me dirigí tranquilamente hacia Movieland por el pequeño vial paralelo a la carretera. Al llegar a la entrada, como aún no eran las 10h00, los tornos estaban cerrados.

Segundos antes de las 10h00 varios actores se van posicionando en el Main Street del parque como si de un set de rodaje se tratara bajo las órdenes de un Director de cine clásico y cuando dieron las 10h00, al ritmo de “Lights, Camera, Action”, las puertas del parque se abren y el Director nos espera en la alfombra roja para darnos la bienvenida.

Una vez que los primeros visitantes han accedido al parque, las puertas del gran portón de Movieland se abren y entonces entramos en el mágico mundo del cine, los actores están distribuidos a lo largo del Main Street y recrean clásicos personajes de principios del siglo XX, el inicio del cine.

Entrar por la alfombra roja al ritmo de “Lights, Camera, Action”, con una música de cina y con los actores como si estuvieran en un set de rodaje… ¡Espectacular! Una de las mejores bienvenidas que he visto en un parque, los pelos de punta…

Pero eso no es todo, cuando llegamos al final de la calle los actores se ponen en acción y representan un pequeño espectáculo de bailes, tan típico del cine clásico, antes de cortar la cinta que da inicio a un fantástico día de cine.

Al final, el actor que hace de Director aprovecha para darnos algunos consejos sobre los próximos espectáculos que se iban a realizar.

Tras esa espectacular bienvenida, me dirijo hacia Hollywood Action Tower, una atracción MUY inspirada en una de Disney que tenía mucha curiosidad por descubrir, pero al ver que justo detrás se encontraba Magma 2.1 y estaba a punto de empezar el primer viaje del día, di media vuelta y me dirigí hacia el recorrido a través de un escenario lleno de efectos especiales más salvaje que he probado en mi vida.

MAGMA 2.1

Había probado el de Disney Hollywood Studios y el anodino Tour de los Walt Disney Studios, pero había oído hablar muy bien de este Tour y la verdad es que son bien merecidos sus comentarios positivos.

En la cola podemos ver unos paneles con las fotos y apodos de nuestros conductores, es un detalle curioso y que pone en valor el trabajo de estos especialistas. También me llamó la atención que por sólo 6€ puedes comprar una pulsera con una memoria USB para guardar el vídeo de la experiencia en Magma como recuerdo.

La historia de esta atracción, todas las atracciones de Movieland tienen una historia que contar, nos traslada a un país sudamericano donde vamos a realizar una visita a unas instalaciones químicas. Obviamente, la visita no se desarrolla como estaba prevista y a nuestro paso se producen terremotos, explosiones radioactivas y hundimiento de puentes.

Para hacerlo más realista, el vídeo que nos va contando la historia a través del recorrido está en latino, de hecho los conductores parecen latinos por sus apodos, aunque se nota un poco el acento italiano de la protagonista.

Ya desde el principio nos meten en la acción con los acelerones que pega el conductor, provocando unos buenos airtimes antes de llegar a la zona donde viviremos inundaciones, terremotos, explosiones, hundimientos y un sinfín de efectos especiales.

Yo no esperaba que la acción la viviéramos tan en primera persona, a pesar de que el camión estaba bastante mojado y la gente se ponía chubasqueros, pero en la primera escena ya me comí una ola entera y acabé empapado de agua…

A pesar de las altas expectativas, me pareció una atracción genial, una atracción realmente única en el mundo, llena de efectos especiales y sin tiempos muertos, una forma excelente de comenzar el día.

Este parque está lleno de atracciones únicas en el mundo, como así nos lo hace saber a la entrada de cada una de ellas. Estamos acostumbrados a que en el mundo de los parques temáticos nos vendan muchas veces records y exclusividades por pura cuestión de marketing, pero en el caso de Movieland son atracciones realmente únicas y lo mejor de todo, son excepcionales.

Con el buen sabor dejado por Magma 2.1 me dirigí a probar de una vez Hollywood Action Tower.

HOLLYWOOD ACTION TOWER

Esta curiosa torre de caída libre de Intamin está inspirada en The Twilight Zone Tower of Terror de los parques Disney, con el vagón imitando un ascensor y las letras de Hollywood Tower en lo alto de la torre. Para más inri, al llegar a lo alto de la torre, el ascensor avanza para colocarse en la zona de la caída mientras suena la música de The Twilight Zone y la “T” de Tower de balancea.

La caída es bastante curiosa porque a pesar de ser vertical, el recorrido es similar al de una montaña rusa y al llegar abajo del todo el vagón se desliza varios metros en posición horizontal antes de descender de la estructura y volver a su posición vertical.

Una caída libre de 50 metros realmente curiosa y única.

Es llamativo cómo este parque usa sin ningún pudor un montón de Propiedades Intelectuales y marcas relacionadas con el cine de Hollywood y sus principales productoras (Disney, Warner, Paramount, Fox, etc.). Sin embargo, dudo mucho que estas compañías hayan cedido los derechos de imagen a Movieland para su uso, todos sabemos lo costoso que son los royalties y lo celosas que son estas empresas con el uso de sus marcas, que provocan que los proyectos se eternicen muchas veces hasta que la productora da el visto bueno.

Un parque como Movieland no puede permitirse un gasto en tiempo y dinero así, además, he visto las botargas originales de muchos personajes que aparecen en este parque italiano (Scooby Doo y los Minions) y difieren bastante, sin desmerecer la calidad de los presentados por Movieland.

En definitiva, no sé cómo hará Movieland para “saltarse” las leyes de derecho de uso de imagen (en el caso de los personajes Disney no hay ninguna referencia a su nombre real, no así con personajes de otras compañías), pero ese estado al “margen de la ley” le permite tener una mayor libertad creativa y el uso de un montón de personajes de compañías rivales entre sí.

Como no había encontrado aún un plano con los horarios de espectáculos, le pregunté a un empleado y me dijo que tenía que pedirlo en la entrada, así que me dirijí hacia la entrada a por uno. Por el camino me encontré a “Blancanieves” y “Bella” paseándose por el parque, como ya he comentado antes, los trajes no eran los oficiales, pero se reconocía fácilmente los personajes representados. La actriz que hacía de Bella era realmente bella y simpática, muy metida en el papel, dando la bienvenida a todo el mundo, la Blancanieves era menos agraciada y simpática…

En el Main Street también encontré un curioso homenaje a una mítica película, Regreso al Futuro, con un recorte de periódico pidiendo la salvación del reloj del Main Street de Movieland. Con detalles como este se nota lo “friki” que es el dueño del parque del mundo del cine y de los parques temáticos, y esa pasión se siente al recorrer sus calles, “vivir” sus atracciones y “participar” en sus espectáculos.

A las 10h40 hacían el espectáculo Scooby D.J. y como me había gustado tanto la bienvenida, decidí quedarme a verlo. Al final resultó ser una pequeña animación con Scooby Doo haciendo de DJ y el público bailando.

No muy lejos se encuentra T5D Game (antiguamente llamada Terminator aunque puede que por el tema de uso de imagen hayan omitido cualquier referencia en el nombre, aunque la atracción está plagada).

Hasta que no terminó la animación de Scooby no empezó a funcionar esta atracción, así que me di una vuelta por los alrededores y vi que este parque tiene sus propios habitantes, al menos descubrí un cariñoso gato que merodeaba el lugar.

T5D GAME

Esta atracción es una mezcla entre un Walk Through lleno de efectos especiales y algunos animatronics con un cine interactivo tipo Desperados.

La historia nos traslada al futuro apocalíptico en el que los ciborgs quieren conquistar el mundo y nosotros, equipados con una pistola, tenemos que matarlos para salvar a la humanidad. La curiosidad de esta atracción es que es un videojuego de verdad, tenemos nuestra línea de vida y cuando todos los participantes han muerto… GAME OVER.

Una atracción realmente curiosa por sus efectos e interactividad, aunque en videos he visto que participan actores, cosa que no vi, no sé si este año ya no es así o al ser la primera función del día no había, una pena porque los actores le dan un toque especial a la atracción.

La salida se realiza por una de las pocas tiendas que posee el parque.

A las 11h15 se representaba el espectáculo Blues Brothers en el Main Street, así que me dirigí hacia allí para verlo.

Me encontré con otro simpático espectáculo de calle en el que se aprovechan todas las posibilidades que ofrece el renovado Main Street (este año se completaron las fachadas del lado derecho), incluidos los balcones.

Los actores van apareciendo en escena a lo largo de la calle y aparece una pareja en la que la mujer lleva la voz cantante, nunca mejor dicho, cantando canciones en directo mientras unas bailarinas las acompañan, todo ello ambientado en los felices años 50 americanos.

Tras esta introducción aparecen unos policías, cuyo líder, el mismo actor que había hecho de Director en la Bienvenida, busca a los Blues Brothers para llevarlos a la cárcel. En ese momento, se inicia una persecución más propia de Loca Academia de Policía, usando para ello hasta los balcones del Main Street.

Mientras los policías se dedican a buscar inutilmente a los Blues Brothers, éstos inician un concierto (voces en directo otra vez), mientras los policías y bailarines se van uniendo al concierto. Tengo que reconocer que los cantantes que hacen de Blues Brothers son realmente buenos y muy divertidos.

En definitiva, un simpático espectáculo de calle con buenas voces en directo y que usa todos los medios a su disposición para convertirlo en una animación en la que el espectador está en medio de la misma.

Como me encontraba en la entrada, decidí acercarme a la Flat Ride TR Machine (otra vez eliminando toda referencia en el nombre y la web pero no así en la atracción).

TR MACHINE

Este Wind Shear de Soriani e Moser fue la primera Flat Ride de Europa en incorporar efectos especiales para convertirla en toda una experiencia visual.

Inaugurada en el año 2007, un año antes que Talocan, esta atracción está ambientada en los videojuegos de Tomb Rider, por lo que nos adentramos en una espesa jungla antes de llegar a un templo derruido donde nos encontramos una curiosa máquina.

El ciclo comienza con el operador girando un disco que nos asignará la “misión” que debemos cumplir, en ese momento las espadas se alzan y el ciclo comienza mientras suena una música de aventura y hacen su presencia efectos de agua y fuego.

La particularidad de esta atracción es que cada “misión” tiene un ciclo diferente, los movimientos y espectáculo cambian, un detalle muy interesante y que añade interés a la atracción para querer probar todos los ciclos que posee. En mi viaje me tocó Bolivia como misión.

En definitiva, esta Flat Ride me gustó mucho por su ambientación, pero es que encima el ciclo es bastante intenso, aunque el tema de que los brazos estén descoordinados no aporta muchas sensaciones frente a un Top Spin normal, aunque visualmente desde fuera sí es mucho más espectacular.

No muy lejos se encuentra The Horror House, un pasaje del terror con actores, así que decidí entrar, habiendo perdido ya el miedo de entrar sólo en este tipo de atracciones (aunque siempre procuro buscar un grupo al que acoplarme).

THE HORROR HOUSE

Al entrar accedes a un ascensor que desciende a una planta subterránea para iniciar el recorrido. Nada más salir del ascensor descubres una cosa… ¡no se ve absolutamente nada! El pasaje se realiza en una oscuridad casi completa, con un poco de luz en las escenas principales.

Está claro que los miedos muchas veces son psicológicos y, encontrarte de repente en un ambiente desconocido con una oscuridad casi completa, provoca una sensación de angustia importante.

Ante el desconcierto de no saber hacia dónde ir, una familia que iba con su hijo decidió encender la linterna del móvil, por suerte sólo la usaron hasta que llegamos a la primera escena, un cementerio en el que no había ningún actor, pero la ambientación y los efectos sonoros nos acojonaron bastante.

Tras esa primera escena llegamos a una parte realmente laberíntica, donde tenías que ir muy atento tocando las paredes para no darte una buena hostia. Allí descubrí el sistema utilizado para guiarte en el camino.

Unas pequeñas luces rojas situadas en lo alto de los muros van indicándote el camino, cuando ves una de esas luces significa que tienes que ir en esa dirección, pero ¡cuidado!, al llegar a ella tienes que hacer un giro, ya que la luz también indica que hay un muro.

Continuando el recorrido nos encontramos escenas de Saw, el Exorcista, The Ring, Freddy Krueger, Viernes 13, y muchas otras películas de miedo.

En definitiva, un excelente pasaje de miedo gratuito, con una ambientación realmente buena, especialmente la escena de Freddy Krueger. Una atracción realmente buena y que es muy superior a otras de pago de otros parques.

A la salida nos encontramos con otra tienda llena de artículos referentes a películas de miedo, así como algunos decorados de esas mismas películas.

Era el momento de hacer una parada técnica en los lavabos, donde encontré una simpática decoración haciendo referencia a un superhéroe de DC Cómics, y como no, los sempiternos inodoros turcos tan presentes en Italia.

Faltando aún bastante tiempo para el siguiente espectáculo, decidí acercarme a la mayor bizarrada del parque, Kitt SuperJet, una atracción basada en la mítica serie protagonizada por David Hasselhoff, El Coche Fantástico.

KITT SUPERJET

Para acceder a la atracción nos adentramos en un enorme camión donde está KITT, el coche fantástico, haciendo una clara referencia a que nos espera una escena de acción llena de persecuciones y efectos especiales. Al igual que en Magma 2.1, en las colas encontramos las fotos de nuestros conductores.

En esta bizarra atracción los visitantes nos embarcamos en unas enormes lanchas de 600 caballos provenientes de Nueva Zelanda. Estas embarcaciones permiten rápidos giros y espectaculares maniobras, ideal para un espacio tan pequeño y compacto como es el escenario de John Rambo Show.

Una agradable sorpresa esta atracción, esta vez sí me puse el chubasquero, las maniobras son realmente espectaculares y la incorporación de los efectos especiales del espectáculo hacen que te sientas realmente dentro de la acción, formando parte de una escena de persecuciones.

En el embarcadero había un empleado que imagino que era el actor de Rambo, ya que el parecido físico era bastante importante.

El siguiente espectáculo en el programa era Cinefollie, así que me dirigí hacia la plaza en la que se iba a representar. Al llegar me encontré a varios personajes famosos dispuestos a posar con los visitantes: Goku, Catwoman, Cowboy, Astérix y Obelix, Audrey Hepburn, Alicia, Harry Potter, 300, Terminator, Campanilla, etc. Increíble la caracterización y parecido de algunos actores con el personaje que representaban.

Llama la atención que un parque pequeño como Movieland haya comprendido las expectativas de los visitantes de un parque de cine: hacerse fotos con los personajes famosos; cosa que parques mucho más importantes no ponen en práctica…

A la hora prevista inició el espectáculo y apareció el “Director” del espectáculo, el mismo actor que había sido Director en la Bienvenida y el policía principal en Blues Brothers. Como pude comprobar en el resto de espectáculos, él es el “Director” oficial del parque, hace el paperl de Director en casi todos los parques, aunque el actor es muy bueno y espontáneo, logrando que el público se implique y divierta en los espectáculos. También me llamó la atención su enorme parecido con el famoso actor de Hollywood Jude Law, hasta el punto de parecer casi su hermano.

El espectáculo consistía en la realización de varias escenas míticas del cine, contando con la participación del público para recrearlas.

La primera escena representada estaba sacada de Terminator 2, cuando el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger roba la moto mientras es increpado por el dueño de la misma. Para el dueño de la moto cogieron a un visitante del público, al cual le pusieron una peluca y una camisa vaquera. La escena quedó muy divertida, con el público implicándose bastante y una caracterización muy buena por parte del Terminator.

Para la segunda escena se eligió el romántico momento vivido por Jack y Rose en Titanic, contando para ello con una joven pareja del público. Hasta el momento de llegar a la barandilla del barco todo iba bien, pero en ese momento, la ligera blusa que portaba la “protagonista” empezó a levantarse, debido al ventilador situado a sus pies, dejando al descubierto su sujetador. El novio, consciente de la situación, no tuvo otra solución que agarrar los pechos de su novia, para evitar que se le levantara la blusa, provocando una cómico-erótica escena. Una versión de Jack y Rose bastante “porno” pero muy divertida, que demuestra los gajes del oficio en el directo.

En la tercera escena se optó por el cine clásico, El Gran Dictador, en un momento en el que Charles Chaplin afeita a un cliente al ritmo de la música que escucha en la radio. Una divertida escena que el actor supo interpretar de forma correcta, imitando al gran maestro.

Por último, la mítica escena de baile de Dirty Dancing. En esta escena los bailarines del parque se encargaban de la puesta en escena, y tres chicos y una chica del público completaban el baile final. En el momento de levantar a la “protagonista” en el aire, parece que no lograron el equilibrio deseado, teniendo que sujetarse ésta varias veces, y echándole una mirada asesina a su compañero de baile al bajar al suelo…

En definitiva, una animación de calle muy buena y participativa que realmente te hace sentirte en un parque de cine.

Al terminar el espectáculo hizo su presencia un doble de Michael Jackson, haciendo el mítico baile mientras sonaba un remix de las canciones más populares del Rey del Pop.

De camino a otra bizarrada del parque, U-571, descubrí que había una terraza panorámica desde la cual se podía ver a Kitt SuperJet en acción.

U-571 SUBMARINE SIMULATOR

Otra atracción única y realmente espectacular.

La atracción se basa en la película U-571, inspirada en el submarino alemán que participó en la Segunda Guerra Mundial.

En la primera escena llegamos al embarcadero, donde nos espera el submarino. Antes de que podamos embarcar empiezan a “llover” bombas por todas partes (realmente son explosiones de agua, pero está muy conseguido el efecto). Esas explosiones de agua se reproducen por todo el escenario, impidiendo muchas veces que puedas acceder al submarino (menos mal que iba con chubasquero). Un inicio espectacular.

Una vez en el interior del submarino, tras pasar por diversas estancias llegamos a la sala de máquinas, donde nos acomodamos en unos tubos que sirven de asiento. En ese momento todo empieza a fallar y el “submarino” se hunde, mientras empieza a salir un montón de agua por todos lados…

Una experiencia realmente única y otro enorme aplauso al parque por haber creado una atracción tan inmersiva y buena.

Como la oferta en atracciones de este parque es bastante “limitada”, han decidido aprovechar el espacio de The Horror House para ofrecer dos pasajes del terror, el normal y uno más familiar y corto, llamado Adams House, teniendo horarios alternos al utilizar el mismo espacio. También compensado por un completo programa de espectáculos que no dejaba ningún tiempo muerto.

ADAMS HOUSE

Este pasaje posee el nombre de la famosa Familia Adams, aunque en el interior no aparecen en ningún momento…

El pasaje se inicia en el mismo punto que el primero, aunque esta vez hay que descender escaleras, y ya desde el primer momento notas una importante diferencia con respecto al otro pasaje… posee “mucha” más luz (lo de mucha es un decir, pero cuando pasamos de 0 a 10% se nota). Ese hecho ya hace que el pasaje sea mucho más “infantil”, además de que le han quitado los efectos sonoros más terroríficos y los personajes que nos encontramos son menos tenebrosos. También reducen el recorrido, siendo menos de la mitad del pasaje principal.

En definitiva, una inteligente idea para ofrecer una doble oferta aprovechando el espacio de una atracción.

La salida se realiza por el escenario del nuevo espectáculo, Overdrive Live Set.

Como ya tenía hambre y eran cerca de las 14h00, decidí acercarme a un restaurante que ofrecía Pizza y Pasta, V8 Pizza & Pasta, pero al llegar descubrí que era al estilo americano, io voglio la vera pasta italiana…

Así que, como faltaba poco para el siguiente espectáculo, me fui a una hamburguesería cercana, Magma Burger & Kebab.

Por 8’40€ tuve un completo menú de Cheeseburguer + Papas con sabor a queso + Bebida + Helado. Un precio muy bueno para la cantidad y calidad ofrecida. Otra lección más que da este pequeño parque a los grandes de la industria.

Después de comer me dirigí a ver el espectáculo Flash Dance, a las 14h10, donde el mismo actor de siempre volvía a hacer de Director.

En este espectáculo cogieron a tres personas del público para que hicieran de obreros mientras la protagonista hace el mítico baile de la película, con cubo de agua final incluido.

Otra simpática animación con una gran banda sonora.

Al finalizar hicieron acto de presencia los Minions para posar con los visitantes.

Como aún no había visitado el área infantil, decidí acercarme al área ambientada en los Picapiedra sin reconocerlo oficialmente. Allí descubrí una bizarra montaña rusa pero, como no tenía tiempo antes de que empezara el siguiente espectáculo, decidí visitarla más tarde.

Esta área fue retematizada en el año 2009, convirtiéndose en un área de corchopanlandia que contrasta con el resto del parque, con decorados de bastante calidad y buenos acabados.

El siguiente espectáculo en el programa era Wild West, a las 14h30, una comedia musical ambientada en el oeste bastante curiosa, que utiliza famosas canciones, cambiándoles la letra, así como escenas de acción y mucho humor. Muy divertido el momento en el que cantan su versión de En la Granja de Pepito, Queen para el Zorro y Supercalifragilisticoespidialidoso para el Vendedor de Pócimas.

Al salir me dirigí a BrontoJet, la bizarra montaña rusa familiar del parque, construida por Schwarzkopf que abrió inicialmente sus puertas como Viper en 1996 en Lightwater Valley, pasando por Loundon Castle antes de terminar en Movieland en el año 2003. Haciendo hincapié en la temática (no reconocida) de los Picapiedra, cuando se lanza el tren suena el mítico Yabadaba Doo.

En el área infantil se pueden escuchar los jingles del parque, que también tiene, ¿qué parque italiano puede sobrevivir sin un dichoso jingle?

A la salida me fui rápidamente a ver Overdrive Live Set, a las 15h20.

OVERDRIVE LIVE SET

Este espectáculo es la gran novedad de este año, en él se recrea la grabación de una película ambientada en los años 70, con carreras de coches, robos y explosiones. El concepto es muy similar al de Moteurs… Action! Stunt Show Spectacular de los Walt Disney Studios, un estudio de grabación en el que se explica al público cómo se realizan las escenas de acción, finalizando con un montaje final que muestra cómo esas escenas dan forma a la película.

En este caso, como Movieland ha reutilizado unos antiguos decorados del parque para convertirlo en un gran escenario (las astucias que se logran ante la falta de espacio), los visitantes están muy cerca de la acción, no existe un graderío, estás de pie junto a los equipos de grabación, logrando un efecto de cercanía que hace que sientas que realmente estas visitando un estudio en el momento de la grabación de una película, no tiene esa artificialidad de las gradas y demás protocolos.

El espectáculo en sí es bastante bueno, no tiene números muy espectaculares porque el espacio no lo permite, pero las escenas de acción están muy bien y el humor a lo largo del mismo lo hace mucho más ameno, con los piques entre la “Star” y el equipo de producción, como si de un rodaje de verdad se tratara.

El actor que hacía de malo de la película era latino, no sé que tiene en este parque con los latinos y el español.

Este espectáculo tiene la genialidad también de que toma a gente del público para participar en él, editando un vídeo final que está disponible en el canal de Youtube del parque. El vídeo del día que fui yo es el siguiente:

Ya eran cerca de las 16h00 y aún no había probado la gran montaña rusa del parque, Diabolik Invertigo, la gran novedad 2015, una montaña rusa de tipo Invertigo que abrió sus puertas inicialmente en 1999 en Six Flags America como Two-Face: The Flip Side (este parque no puede permitirse comprar una montaña rusa nueva y las compra de segunda mano).

DIABOLIK INVERTIGO

Esta atracción es la que menos tematizada está del parque, de las grandes atracciones, aun así nos cuenta la historia de unos ladrones de película que logran huir de la policía montados en un parapente. La historia no sólo se va explicando durante las colas, ya que los trenes poseen audio embarcado y la misma sigue, con una música y diálogos diferentes en los trayectos hacia adelante y hacia atrás.

A pesar de ser una atracción de segunda mano, es una muy buena incorporación al parque, me sorprendió por lo suave que es, al menos en primera fila, y ofrece unas sensaciones bastante buenas.

El autobús de regreso a la estación era a las 16h30 y me tuvieron más de 5 minutos esperando antes de lanzar el ciclo, ya que hasta que no hubieran más pasajeros no lo iban a lanzar… Por suerte, aún me dio tiempo de acercarme a Police Academy, la última de las grandes atracciones del parque. Como curiosidad, desde la pasarela que une Diabolik Invertigo con el resto del parque, se puede ver el taller donde trabajan el corchopan.

POLICE ACADEMY

Este flojo simulador de Intamin, con vagones que imitan coches de policía, es bastante bizarro, empieza con un simulador de persecución de policías, se produce un parón para convertirse en una mesa de mezcla de DJ con la canción de los Pajaritos incluida, y termina otra vez con más persecuciones…

Faltaban menos de 10 minutos para que saliera el autobús, así que dirigí corriendo hacia la salida, despidiéndome de este fantástico parque, una gran sorpresa, y con la pena de no haber podido ver dos de los grandes espectáculos: Illusionist y Rambo. ¡No pasa nada!, volveré el año que viene.

En conclusión, un pequeño parque del que no tenía muchas expectativas, debido a su pequeño tamaño “limitada” oferta, pero que me ha sorprendido por la calidad y singularidad de su oferta, con atracciones realmente excepcionales y únicas en el mundo. Además, su “escasa” oferta de atracciones es ampliamente compensada por una completísima programación de espectáculos. Otro detalle muy importante de este parque es que todas las grandes atracciones cuentan una historia y por ello, todos los empleados van uniformados con respecto a la temática de la misma, no hay un uniforme general para los operadores.

En definitiva, un pequeño parque gestionado por un “friki” que ha sabido trasmitir su pasión al mismo, logrando que se convierta en mi parque italiano favorito, por la autenticidad de la oferta, a pesar de las dudas sobre el uso de marcas comerciales.

De camino a la estación me fijé en un detalle… ¡todos los carteles del autobús estaban en castellano! Y es que resulta que era un autobús de segunda mano, de la compañía balear TransaBus, pero es que ni se habían molestado en quitar la cartelería…

Al llegar a la estación, como aún faltaba una hora para que saliera mi tren con dirección a Milán, decidí merendar como es debido, una buena ración de pizzas de diferentes ingredientes, todo ello por sólo 8’10€, con bebida incluída.

Los trenes de regreso al aeropuerto me los había cogido con unos tiempos de transbordo muy ajustados, ¡pero es que no quería desperdiciar ni un minuto en el parque! Ya había tenido que perder más de media hora de parque porque no había ningún bus entre las 16h30 y las 18h30…

El tren llegó a Milán con 11 minutos de retraso, pero por suerte, el transbordo era de media hora, así que no tuve problemas. El tren al aeropuerto llegaba 55 minutos antes de que saliera mi vuelo, por suerte ya tenía la tarjeta de embarque en mi móvil pero al llegar al control de seguridad me encontré una enorme cola… ¡sólo tenían escáneres controlando y faltaban 45 minutos para que saliera mi vuelo!

Por suerte sólo fueron poco más de 10 minutos de cola pero al llegar a la puerta de embarque de mi avión, a pesar de que faltaban 25 minutos para la salida, el embarco ya estaba finalizando… ¡pero yo ya estaba dentro!

El vuelo de Vueling de regreso salió a las 21h05, a la hora prevista, en un enorme Airbus A321. Lo que más me gusta de Vueling es que sea el país que sea, la lengua primera y principal es el español…

De regreso a París, sólo quedaba contar las horas para volver a Italia…

 

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.