[Futuroscope] Visita al parque francés dedicado al Futuro – 7/05/16

A finales del siglo XX, la tendencia en Europa fue la de crear espacios tematizados que sirvieran a la vez como un lugar de ocio y educativo, en el que mediante el uso de la tematización o reconstrucción, se permitiera conocer y divulgar la historia pasada, animales extintos o nuevas tecnologías.

Este tipo de parques va un paso más allá de los actuales museos e intenta de forma recreativa, mediante atracciones y espectáculos, educar sobre el ámbito elegido a sus visitantes, convirtiéndose algunos de estos parques en grandes recintos de ocio y aprendizaje. Son la clara herencia de las Exposiciones Universales e Internacionales, pues al igual que éstas se estructuran alrededor de un concepto o tema concreto, si bien a diferencia de las mismas, son permanentes tanto en el espacio como en el tiempo.

Francia fue uno de los países pioneros en la construcción de este tipo de recintos de ocio, muchas veces alejados de las grandes compañías de parques temáticos y su filosofía de parque al estilo “americano” en el que la tematización es un simple decorado y no el medio usado para divulgar o enseñar sobre un ámbito cultural.

Hace casi 40 años nació en este país Le Puy de Fou, uno de los primeros parques en aplicar este concepto más cultural y menos enfocado al ocio y la evasión. Tras este ejemplo exitoso han surgido diferentes parques en Francia como Futuroscope, Vulcania, Bioscope, etc. y alguno en España, Dinópolis.

El éxito de este tipo de parques ha hecho que muchos recintos museísticos estén empezando a adoptar la tematización y los recursos de los parques temáticos para representar y exponer sus colecciones en un ambiente que permita una mayor interacción por parte de los visitantes, creando así un efecto de inmersión.

Tras esta breve introducción en la que exponemos el porqué de los parques temáticos de ámbito cultural, al ser Futuroscope uno de los ejemplos de más éxito y renombre de este tipo de parques, vamos a trazar un poco la singular historia de este parque.

HISTORIA

A principios de los 80 del siglo pasado, con el anuncio de la posible llegada de un parque Disney en Europa, se despertó en Francia la fiebre por los parques temáticos, un modelo de negocio que se esperaba que iba a ser una nueva gallina de los huevos de oro y que iba a permitir desarrollar turística y económicamente zonas del país que no poseían una fuerte economía.

Así es como nace Futuroscope, gracias al impulso de René Monory, Presidente del Consejo General de la Vienne, convencido de que este equipamiento de nueva generación aseguraría un desarrollo económico y turístico perenne para la región de la Vienne, una región cuya economía dependía principalmente del ámbito rural, el cual estaba en decadencia.

En este caso, y a diferencia de algunos proyectos impulsados por los poderes públicos en España, podemos hablar de un parque de éxito ya que en sus casi 30 años ha acogido cerca de 50 millones de visitantes, permitiendo la creación de un importante polo tecnológico a su alrededor y convirtiéndose en un importante motor económico y turístico de la región que es referente en el mundo entero.

De esta forma, el 24 de Octubre de 1983, el Consejo General de la Vienne decide lanzar un «observatorio del futuro», un equipamiento presentando las nuevas técnicas de la información y de la comunicación, el cual, a partir del 21 de Enero de 1984, será bautizado como “Futuroscope”. Para realizar este proyecto se realizó un concurso abierto a los arquitectos tras el cual el jurado escogió el proyecto de Bernard Salignat en asociación con Denis Laming.

Los miembros de la Comisión Futuroscope recorren el mundo entero en la búsqueda de diferentes conceptos para el proyecto y se fijan especialmente en la Exposición Internacional de Tsukuba en Japón, donde descubren la nueva tecnología cinematográfica IMAX, y el parque EPCOT en Florida.

Tras estas visitas tienen claro el concepto que quieren imrpimirle a Futuroscope, el de un parque de ocio y aprendizaje (edutainment) con espectáculos a la vanguardia tecnológica, y el 11 de Diciembre de 1984, se pone la primera piedra del “Pavillon du Futuroscope”, la cual poseía la forma del mismo.

El 4 de Febrero de 1985, el Consejo General de la Vienne considera que un solo pabellón no es suficiente para desarrollar el proyecto que tienen en mente y deciden la creación de un espacio mucho más amplio con la creación de un verdadero Parque del Futuro, con varios pabellones temáticos (cine, salud, agricultura, tiempo, comunicación, etc.), de esta forma, en Noviembre de 1985, se inician los trabajos del «pabellón del cine» (Kinémax).

A lo largo de 1986, el proyecto evoluciona y algunos elementos iniciales son abandonados, como las Galaxias del futuro, el Pabellón de la Salud y el Pabellón de la Agricultura, para centrarse en la tecnología cinematográfica, de esta forma, Futuroscope se convierte poco a poco en el Parque Europeo de la Imagen. El nombre  «Futuroscope», que hasta ese momento designaba el primer pabellón, pasa a ser el nombre del parque entero.

De esta forma, el Parc du Futuroscope se anuncia como un parque centrado en el futuro proponiendo tecnología cinematográfica de vanguardia y la cual sería renovada regularmente en un mundo que se anuncia cada vez más tecnológico.

Así es como en 1987 Futuroscope abre sus puertas al público el 31 de Mayo con su primera atracción: el Kinémax, la mayor pantalla de cine de Europa en su momento (600 m²), el Pavillon du Futuroscope (animaciones y exposiciones) y una zona de juegos al aire libre.

Además de desarrollar un parque de ocio, el Consejo General de la Vienne apostó por desarrollar en el entorno del parque un vasto polo tecnológico sobre 200 hectáreas, la Technopole du Futuroscope, una zona que comprende áreas de formación (primer curso del Lycée pilote innovant en septembre 1987), un área de actividades tecnológicas y hoteles.

En la actualidad, se han instalado más de 160 empresas con una superficie de 270 000 m2 dedicadas a oficinas. Un parque hotelero que propone 2.000 habitaciones en su conjunto, con hoteles de 1 a 4 estrellas.  Cada año acoge en sus instalaciones a más de 3 000 estudiantes y algo más de 700 investigadores trabajan en laboratorios con estudios sobre aerodinámica, las combustiones, la mecánica, la física de los materiales, así como la aeronáutica, la biomecánica y las nuevas tecnologías. La Technopole du Futuroscope también posee unas cincuenta salas de reunión y un Palacio de Congresos de 8 000 m2.

Pavillon de la Communication (Fuente: Lavienne86.fr)

Pavillon de la Communication (Fuente: Lavienne86.fr)

En 1988 se inaugura el Cinéma dynamique (el primer simulador del parque actualmente cerrado desde el año 2012), el Monde des Enfants y el Showscan (primera parte del Pavillon de la Communication). En 1989, las novedades son: el Cinéma en relief (destruido en el año 2005), le Cinéma 360° (convertido en el 8e Continent, le jeu desde el año 2011) y la segunda parte del Pavillon de la Communication. Ese mismo año tiene lugar la inauguración de primer Palacio de Congresos en el interior del parque (transformado en el teatro Imagic en 1998).

En 1990 abres sus puertas el cine Omnimax y la Gyrotour (la torre panorámica de 45 metros de altura), otra de las novedades presentes ese año es la primera película 360º producida por Futuroscope, la cual estaba basada en el Tour de France. En la primavera de 1991 abre el Cinéautomate, cerrado desde el año 2003. El número de visitantes aumenta progresivamente desde los 255.000 que accedieron en el recinto en 1987 hasta el millón recibido en 1991.

En 1992 Futuroscope continúa su importante crecimiento con la inauguración del Tapis magique (pabellón actualmente en obras que en el 2017 poseerá una atracción de tipo Soarin’, la primera de Europa) y Paysages d’Europe (un pequeño tow boat ride convertido en el Jardin des Énergies desde el año 2012). Ese mismo año Futuroscope coproduce su primera película en 3D, Thomas et les Lions, y en 1993 inaugura el pabellón Solido.

En 1993, con la fiebre de los parques de ocio desatada en Francia gracias a la llegada de Eurodisney un año antes, así como la atractiva y novedosa oferta tecnológica de Futuroscope, cerca de 2 millones de visitantes pasaron por sus instalaciones. Aún quedaba lejos la democratización de los ordenadores personales o los videojuegos y aunque ya empezaban a aparecer los primeros teléfonos móviles, éstos eran inalcanzables para la mayoría de los mortales, todo ello convertía a Futuroscope en una fascinante ventana hacia el futuro tecnológico con el que ni siquiera podían soñar sus visitantes.

Debido al éxito del parque, el ejemplo de Eurodisney y que su oferta era mayoritariamente de interior, el parque empieza a abrir todo el año a partir de Febrero de 1994. En ese mismo año se inaugura el Pavillon de la Vienne (La Vienne Dynamique), el Cinéma Dynamique 2 y el Aquascope (reconvertido en el año 2002 en Cosmoscope). Gracias a las continuas ampliaciones del parque y la prolongación de la temporada el parque vive uno de sus momentos dorados al acoger 2,5 millones de visitantes, mientras Eurodisney pasaba por una fuerte crisis económica y de identidad que le obligaron a cambiar su nombre por el de Disneyland París.

En 1995, con motivo del centenario del cine, el parque inaugura Images Studio, una dark ride cerrada en el año 2010, pabellón que en el año 2015 se transformó en Futur L’Expo, un «showroom del futuro», donde se muestran diversas innovaciones tecnológicas en el ámbito de la domótica y los objetos domésticos con experiencias interactivas, un espacio «Bar’Lab» (cocina molecular) y una tienda Lick.  Ese mismo año, un nuevo Palacio de Congresos de mayor capacidad abre sus puertas frente a la entrada del parque. En 1996 continúa ampliando su oferta con la inauguración del IMAX 3D (desde el año 2015 acoge el espectáculo de acrobacias y mapping Les Mystères du Kube), con la proyección de la película Guillaumet, les ailes du courage, una ficción 3D realizada por Jean-Jacques Annaud.

En 1997, con motivo del décimo aniversario del parque, Futuroscope presenta su primer espectáculo nocturno, Le Lac aux Images, la Cyber Avenue abre sus puertas del cybermundo a los visitantes y el Pavillon de la Communication presenta una película producida por Futuroscope, Les Autoroutes de l’Information. Gracias a todas esas novedades Futuroscope alcanza su máximo histórico en número de visitantes al rozar los cerca de 3 millones de visitantes, un momento de celebración que no permite imaginar los años de decadencia que iba a vivir el parque con la llegada del nuevo siglo.

En 1998, Cyber Avenue se amplía con Cybermédia y ofrece un espacio de 1 600 m2 para descubrir las nuevas tecnologías multimedia, de internet y los videojuegos. Imagic presenta un espectáculo que combina imagen e ilusión.

En 1999, el Consejo General de la Vienne considera que Futuroscope ha logrado su madurez y que su vocación no es la de conservar la gestión del mismo, por lo que en Marzo del año 2000 acaba cediendo la gestión al Grupo Amaury por 277 millones de francos (42 millones de euros) por el 69,5% de las acciones del parque y un alquiler anual de 36 millones de francos (5,5 millones de euros). La región conserva la propiedad del parque y el grupo Amaury se encarga de su gestión.

Ese mismo año el parque inaugura el simulador en IMAX 3D : Le Défi d’Atlantis y en Junio abre la estación de trenes de alta velocidad que permite la conexión de Futuroscope con París y otras ciudades francesas en alta velocidad. Esta estación de trenes está ubicada junto al parque y que comunica con el mismo gracias a una pasarela.

A principios del año 2001, el parque cambia su nombre por el de Planète Futuroscope y se estrenan cuatro nuevas películas: Cyberworld en el Imax 3D, Océan Oasis en el Kinémax, Superstition en el Cinéma Dynamique 1, y Métropole Défi en el Cinéautomate. En el año 2002, la atracción Destination Cosmos reemplaza el pabellón Aquascope, el cual había sido agrandado; un nuevo espectáculo nocturno concebido por Yves Pépin hace su estreno, Le Miroir d’Uranie; y dos nuevas películas son presentadas: Sur les traces du Panda en el Kinémax, y Plongeurs sans limite en el Omnimax.

Sin embargo, la gestión privada no frena la pérdida de visitantes iniciada en 1998, más bien la agrava conduciendo al mismo a pérdidas de 7,6 millones de euros en el año 2001 y en el año 2002  el parque estuvo a punto de acabar en quiebra. Para evitar la misma el parque decidió externalizar las actividades de logística, limpieza, jardinería y mantenimiento técnico de los edificios y atracciones (unos 200 empleados).

Esta traumática situación se explica ya que no es fácil gestionar un parque dedicado a las nuevas tecnologías, con la llegada del gestor privado se acusó una falta de renovación de las atracciones, así como una total inexperiencia del Grupo Amaury en la gestión de parques de ocio que les condujeron a crear una estrategia y nueva identidad del parque mal definidas.

A principios de este siglo, internet empieza a popularizarse, así como los primeros teléfonos móviles empiezan a llegar a todos los rincones del mundo, la tecnología ya no es una utopía, es una realidad, y un parque basado en la tecnología del futuro, con la velocidad a la que esta avanza, si no se renueva constantemente queda desfasado y pierde todo su interés. Este parece que fue el principal error del Grupo Amaury, querer centrarse en los beneficios del parque y no en su renovación.

Ante esta situación, el 1 de Noviembre de 2002, el Consejo General de la Vienne decide recuperar la gestión del parque y lo reintegra en el dominio público bajo la forma de una sociedad mixta (SEML), cuyos accionarios son el Consejo General de la Vienne (60%) el Consejo Regional de Poitou-Charentes (20%) y el 20% restante en manos privadas (Grupo Amaury principalmente). El Grupo Amaury acuerda hacerse cargo de las deudas generadas en sus 2 años de gestión y para enderezar la gestión del parque se designa a Emmanuel de Villiers (hermano de Philippe y Pierre de Villiers), Director General del Grand Parc du Puy du Fou durante 12 años, como nuevo Director General del Parc du Futuroscope. La nueva gestora se fija una política de desarrollo de nuevos proyectos ambiciosos que permita aumentar el número de visitantes. Uno de los primeros cambios es el nuevo logo que simboliza el pabellón Kinémax.

En el año 2003 Futuroscope renueva 8 de sus atracciones y comienza a diversificar su oferta con contenidos más interactivos, incluyendo un nuevo espacio dedicado a los videojuegos: La Cité du Numérique (en colaboración con Microsoft, Infogrames y Thomson); 2 películas IMAX Space Station 3D y Percussions du Monde; 2 películas para los simuladores; 2 nuevos espectáculos: Les Mélodies aquatiques y Les Grandes Illusions; la creación del Pavillon de la Créativité y una gran exposición de fotografías al aire libre. Esa temporada el parque cierra sus puertas el 11 de Noviembre.

A pesar del cambio de gestión y las novedades presentadas, el parque sigue con su tendencia a la baja y toca fondo con algo más de 1,1 millones de visitantes, y es que es difícil cambiar la tendencia de los visitantes cuando se crean una mala imagen y el coste de recuperar una buena imagen es mucho más elevado que el de mantenerla cuando ya la tienes.

A pesar de todo, la nueva gestora sigue en su cruzada de recuperar la rentabilidad y los visitantes perdidos y en el año 2004 aplica una política de precios más agresiva con una reducción del precio de entrada para los jóvenes. También crea un festival con las mejores películas IMAX; el Cinéma Dynamique 2 se dota con las últimas innovaciones y propone varias películas; y Jacques Perrin produce en exclusividad una nueva película para Tapis Magique: Voyageurs du Ciel et de la Mer. Le Rêve d’Icare promete nuevas sensaciones en el Omnimax y nuevos videojuegos virtuales hacen su presencia en la Cité du Numérique. El Monde des Enfants también incorpora tres novedades: el Tourbillon, la Tour des Costauds y Éclabousse (renombrado Aspergeoir en 2007).

Muchas atracciones fueron renovadas en 2005, incluyendo Star du Futur! (reemplazando Images Studio), La Légende de l’Étalon Noir en el Kinémax, Péril sur Akryls en el Cinéma Dynamique 1, y Les Yeux Grands Fermés, un recorrido en la oscuridad para vivir en primera persona la experiencia de una persona ciega, en el Pavillon de la Communication. Ese año el parque recibe 1,43 millones de visitantes, con una cifra de negocio de 59 millones de euros, representando un aumento del 10%. Las inversiones realizadas permiten dinamizar el parque y atraer a los visitantes, tanto nuevos como repetidores, tras haber descendido a un 40% el número de visitantes repetidores, el porcentaje aumenta ese año hasta el 60%.

2006, el año de los robots, el parque inaugura Danse avec les Robots en el nuevo Pavillon des Robots. Un robot pintor y robots perros Aibo de Sony hacen su aparición en la Cité du Numérique; le Zoo des Robots se proyecta en el Cinéma 360° y una exposición de 6 robots animados explican la anatomía de verdaderos animales. Una nueva película se proyecta en el IMAX 3D, le Seigneur du Ring; un nuevo juego se estrena en el Monde des Enfants: Le Balancier des Fortiches; y un nuevo espectáculo nocturno se representa cada noche, la Forêt des Rêves. En este año, el Grupo Amaury abandona definitivamente el accionariado del parque, así como el Consejo Regional Poitou-Charentes, mientras que tres nuevos accionistas entran en el mismo (Caisse des dépôts, Unibail, I.Parks).

En 2007, el parque celebra su 20 aniversario, por lo que decide renovar su logotipo redondeando sus formas como si fueran pétalos de rosa, y nuevas películas IMAX son proyectadas: Sous les Mers du Monde en el Solido y Expédition Nil bleu en el Kinémax. La Vienne Dynamique se convierte en La Vienne Dynamique + d’effets. El parque abre sus puertas al arte acogiendo en sus avenidas obras de land art  y esculturas de Jean-Louis Toutain, a las cuales se unen una exposición fotográfica de los 20 años de Futuroscope. Ese año también se inaugura una nueva atracción acuática de tipo Splash Battle, Mission Eclabousse, en el Monde des Enfants; se proyectan cinco nuevas películas en el Cinéma Dynamique 2 y el Cinéma 360° presenta Couleurs Brésil. En febrero de ese año se presenta un documento crítico con el parque en el que se destaca que se han invertido hasta ese momento más de 240 millones de euros de dinero público en el parque y que su futuro es incierto.

Sin embargo, en el año 2008 el parque vuelve a dar beneficios gracias a los más de 1,6 millones de visitantes atraídos por las novedades presentes ese año, destacando Les Animaux du Futur, una atracción de tipo dark ride que utilizaba la tecnología de la realidad aumentada ubicada en el último pabellón que se ha inaugurado hasta la fecha. También se estrena un nuevo espectáculo, La Citadelle du Vertige, en el Cinéma 360°; así como dos nuevas películas, Dinosaures en el Omnimax y Laponie Express, en el Cinéma Dynamique 1.

En 2009, el parque estrena un nuevo espectáculo nocturno, Le Mystère de la Note Bleue, así como nuevas películas: Chocs Cosmiques en el Cosmoscope, Les Astromouches en el Imax 3D y Ecodingo en el Cinéma dynamique 1. Ese año está marcado por el fallecimiento del fundador del parque, René Monory, ocurrido el 11 de abril.

A finales del 2009, como preludio de la temporada 2010 y algo que se ha convertido en una tradición en este parque (estrenar la gran novedad en el mes de diciembre del año anterior), el parque inaugura la atracción Arthur, l’aventure 4D en el Cinéma Imax 3D dynamique. Esta atracción ha sido creada por el famoso cineasta francés Luc Besson y está inspirada en el universo de Arthur y los Minimoys. Esta atracción fue premiada como Mejor Atracción del Mundo en Noviembre 2011 por la asociación internacional Themed Entertainment Association. En el año 2010 también se estrenaron dos nuevas películas: Blues sur la Louisiane en el Kinémax y Moi Van Gogh en el Omnimax; mientras que el Pavillon de la Vienne se dotó con un pre-show proyectando imágenes de la región sobre una pantalla de agua. Ese año, gracias al éxito de Arthur, l’aventure 4D, el número de visitantes aumenta un 10% superando los 1,8 millones, configurándose como el séptimo año consecutivo de aumento de visitantes y logrando una cifra de negocios de 87 millones de euros (un 10% más con respecto al año 2009), con un beneficio neto de 10 millones de euros, el mayor desde su inauguración en 1987.

Gracias a la gestión realizada del parque en esos últimos años, el aumento de visitantes y la obtención de beneficios, la Compagnie des Alpes (CDA) anuncia en Maro del 2010 su deseo de entrar en el capital de Futuroscope convirtiéndose en el principal accionario y finalmente, el 14 de Enero de 2011 logran un acuerdo en el que el Consejo General de la Vienne transfiere una parte de sus acciones a la Compagnie des Alpes por 30 millones de euros.

Ante la nueva situación se crea una nueva Sociedad Anónima en la que la CDA se convierte en el accionista principal con el 43% de las acciones, el Consejo General de la Vienne se queda con el 28% y el resto es propiedad de otros accionistas públicos (Caisse des dépôts et consignations, Grand Poitiers, Communauté d’agglomération du Pays Châtelleraudais). El Consejo General de la Vienne continúa financiando las inversiones y trabajos hasta final del 2011, momento en el que la nueva sociedad creada, la Société du Parc du Futuroscope, se hace cargo de las inversiones y gastos, a excepción de los trabajos a realizar en los edificios, que son propiedad de la región.

En el año 2011 una nueva película IMAX se estrena en el Solido (Monstres des Mers 3D), así como se renueva la película del Cinéma Dynamique 2 (Coup de foudre à Pizza Hill). Ese año también se estrena una nueva atracción lúdica: Le 8e Continent, un cine interactivo de Alterface tipo Desperados, en el Pavillon 360°.

Como viene siendo tradición en el parque, a finales de 2011 se inaugura una nueva atracción 4D, Le Petit Prince, en el Pavillon de la Communication, renombrado a partir de ese momento Pavillon de l’Imaginaire, que será el eje principal de las novedades presentes en 2012, año en el que se celebra el 25 aniversario del parque. Ese año también se estrena un nuevo espectáculo de magia en el teatro iMagic realizado por Bertran Lotth, con puesta en escena de Arthur Jugnot; una nueva familia decide instalarse en el parque, Le Peuple du Futur, venidos del año 2112; y se celebra un Festival Imax con las seis películas más aplaudidas por el público del parque. Entre las mejoras realizadas ese año destaca la incorporación de pantallas laterales y el paso a la era digital de la película en La Vienne Dynamique; el aumento de la capacidad del Cinéma Dynamique 2 permitiendo el cierre definitivo del Cinéma Dynamique 1; y la apertura del Jardin des Énergies en sustitución de Jardins d’Europe. El 30 de Septiembre cierra las puertas la atracción Les Animaux du Futur para dejar paso a la novedad basada en los Rabbids.

La temporada 2013 se centra en la música, con una nueva versión de Danse avec les Robots, creada en colaboración con el DJ Martin Solveig; se estrena un nuevo espectáculo nocturno, Lady Ô, realizado por Skertzò, con música compuesta por Bruno Coulais y una historia creada por Nolwenn Leroy; y para terminar la conmemoración de la música se proyecta una nueva película basada en los Beatles, Fab 4D, en el Pavillon de l’imaginaire. Además de las novedades basadas en la música, se estrenan nuevas películas: Destins Sauvages en el Imax 3D, Tahiti Extrême en el Kinémax, y L’Attaque des Drones en el Cinéma Dynamique. En abril de ese año se inaugura el Aérobar, una estructura concebida por la sociedad Aerophile SA, que ofrece a los visitantes la posibilidad de tomar una copa a 35 metros de altura con una vista panorámica de Futuroscope.

Sin embargo, a pesar de las novedades la temporada 2013 es decepcionante en términos de visitantes (cerca de 1,5 millones), por lo que la sociedad gestora se compromete a poner en marcha un nuevo plan de desarrollo que permita renovar cinco pavellones entre 2014 y 2018, con una inversión de 46 millones de euros por parte de la Compagnie des Alpes, más 8 millones de euros de la región, como propietaria que es de los edificios. Este plan tiene como objetivo principal reconvertir la mayor parte de los cines IMAX y pabellones vacíos en otro tipo de atracciones inéditas, con el fin de diversificar la oferta con más sensaciones, más espectáculos en vivo y más interactividad, disminuyendo el número de atracciones de tipo «cine».

La gran novedad 2014, La Machine à voyager dans le temps, es una nueva atracción basada en el universo de los Rabbids, creada en colaboración con la empresa francesa especializada en videojuegos Ubisoft, que abre sus puertas en Diciembre del 2013 en el antiguo pabellón de Animaux du Futur. Esta atracción ha recibido numerosos premios, destacando el premio de Mejor Atracción del Mundo entregado por la asociación internacional Themed Entertainment Association en el año 2014.

Otras novedades de ese año fueron la nueva película IMAX, Mission Hubble, proyectada en el Imax 3D; una película inédita en el Cinéma Dynamique 2, Virus Attack; una nueva versión del espectáculo nocturno Lady Ô;  y la atracción Les Apprentis Pompiers en el Monde des Enfants. En 2014, el Pavillon du Futuroscope recibió una nueva esfera blanca con una novedosa iluminación nocturna y en otoño de ese mismo año, el Imax 3D y Tapis Magique fueron los dos primeros cines IMAX en cerrar sus puertas para ser reconvertidos en otro tipo de atracciones.

En 2015, el parque adopta un nuevo eslogan: «¡Ni te imaginas lo que te espera!», el Arena Fun Xpériences abre sus puertas en el Pavillon du Futuroscope y propone ocho desafíos deportivos y tecnológicos; un nuevo espectáculo en vivo, Les Mystères du Kube, abre sus puertas en el Pavillon Imax 3D reconvertido en teatro futurosta; y por último, se inaugura la exposición Futur l’expo en el antiguo pabellón Images Studio. El éxito de la atracción basada en los Rabbids y las novedades permiten que el parque vuelva a superar los 1,8 millones de visitantes y se consolide como el segundo parque de ocio francés.

En Diciembre de 2015, se estrena una de las principales novedades del 2016, L’Âge de glace 4D, que reemplaza Le Petit Prince en el cine 4D del Pavillon de l’imaginaire; pero no es la única gran novedad de este año, ya que en Febrero se inauguró La Forge aux Étoiles, un nuevo espectáculo nocturno concebido por el Circo del Sol, para el cual se ha reformado por completo la escenografía añadiendo las últimas tecnologías. También se han renovado algunas películas IMAX : L’Explorarium (Jean-Michel Cousteau’s Secret Ocean) en el Solido; Le Monde de l’invisible en el Omnimax; y La Loi du plus Fort en el Kinémax, sala de cine que ha sido completamente renovada incorporando la tecnología IMAX Láser 4K, convirtiéndose en la primera sala de cine de Europa en incorporar esta tecnología, la cual permite unas imágenes hiperrealistas, de una potencia y una precisión jamás antes alcanzadas, sobre una pantalla de 600 m².

 

Desde que el Consejo General de la Vienne recuperara la gestión del parque, éste se fijo una nueva estrategia de inversión, 10/20/60, invertir el 10% de la cifra de negocio para renovar el 20% de la oferta con el objetivo de que el 60% de los visitantes vuelvan. Sin embargo, tras el plan de desarrollo puesto en marcha en el año 2014, las inversiones se han acelerado en el parque con el objetivo de superar los 2 millones de visitantes en el año 2020, permitiendo que en los dos últimos años se haya renovado más del 40% de la oferta.

Visita del 7/05/16

Tras esta larga introducción (perdón por el rollazo pero consideraba necesario poner en situación sobre este gran desconocido para muchos aficionados del mundo parqueril), voy a contar mi experiencia vivida en este parque temático que nos ofrece mucho más de lo que esperamos a simple vista.

Mi última visita se remonta al año 2009 y la verdad es que no guardo muy buen recuerdo de aquella visita, siendo esta anterior a las grandes novedades que han dado prestigio al parque, por lo que, con el estreno del nuevo espectáculo nocturno creado por el Circo del Sol, La Forge aux Étoiles, se me antojaba necesario volver a visitar este renovado parque y descubrir sus novedades. Realmente, a excepción de Chocs Cosmiques, La Vienne Dynamique, Le Monde des Enfants (zona infantil), La Gyrotour y Les Yeux Grands Fermés, el resto de atracciones habían sido renovadas desde mi última visita.

Con la emoción de poder disfrutar de un nuevo espectáculo nocturno, especialmente uno creado por el Circo del Sol, en un parque que siempre ha apostado por un gran despliegue tecnológico en sus espectáculos nocturnos, organicé una visita para el pasado 7 de Mayo, ya que el coste del viaje resultaba bastante económico. El error fue no fijarse en que ese sábado caía en medio de un gran puente, configurado habitualmente como uno de los más fuertes del año para los parques de ocio franceses, y que este año encima estaba acompañado por un tiempo estival que animó a muchos turistas a visitar los parques de ocio, de hecho, Futuroscope anunció hace unos días que había recibido un 30% más de visitantes que el año anterior y que había sido el mejor puente de Mayo desde el año 2000…

Entrada de Futuroscope

Entrada de Futuroscope

Cuando caí en la cuenta del fin de semana que me esperaba, ya era demasiado tarde, por lo que, aprovechando que el parque prolongaba sus horarios habituales en más de 3 horas (de 8h00 a 23h15), decidí acudir al parque a primera hora e intentar aprovechar al máximo la visita.


Las taquillas abrieron a la vez que las puertas del parque y al comprar la entrada me dieron dos papeles informativos (preferí comprarla en la taquilla ya que por internet te cobran 3€ de gastos de gestión). Uno que explicaba el uso de los cascos de traducción (en español e inglés) y otro especialmente creado para ese fin de semana, en el que se daban interesantes consejos de visita para los osados valientes que decidieron acceder al parque en esos días de gran afluencia (como es mi caso).

La verdad es que es un folleto muy útil con consejos muy buenos, recomendándote qué atracciones visitar según la hora del día, a qué hora es mejor comer para encontrarte menos colas, etc., además del esfuerzo realizado por el parque abriendo más horas y representando dos veces el espectáculo nocturno, de forma que los que quieran puedan aprovechar las atracciones durante más tiempo y sin apenas gente. Es la primera vez que me encuentro con un folleto así en un parque temático y es algo de agradecer que otros parques deberían tomar ejemplo, ya que permite organizarte la visita en días de fuerte afluencia e intentar aprovechar al máximo del parque.

Además, el plano te viene muy detallado con los horarios de apertura y cierre de cada atracción, así como la duración de las mismas, y las funciones de las atracciones o espectáculos que no operan en continuo.

Plano Futuroscope 2016

Plano Futuroscope 2016

Tras pasar los habituales controles de seguridad desgraciadamente habituales en los parques de ocio franceses, por fin accedo a la pequeña plaza de entrada donde un trabajador del parque nos recomienda empezar nuestra visita al parque por el fondo del mismo, con Arthur, l’Aventure 4D, sin embargo, no puedo evitar las ganas de probar la reputada atracción, La Machine a Voyager dans le Temps, pero al llegar allí la cola ya supera los 30 minutos, así que, aprovechando que tiene fila Solo, sigo el consejo del empleado en la puerta de esta atracción y me dirijo a la vecina La Vienne Dynamique que está a punto de empezar.

*Nota: Debido a que la oferta del parque se compone mayoritariamente de cines y simuladores, he decidido puntuar del 1 al 10 las atracciones para diferenciar entre ellas su calidad y atractivo según mi punto de vista.

La Vienne Dynamique – Nota: 5

La Vienne Dynamique

La Vienne Dynamique

*Nota: La arquitectura del edificio es un homenaje al río de la Vienne, el cual ha dado nombre a la provincia. Este pabellón fue diseñado por Denis Laming y soporta una pared acuática de 670 m² sobre su fachada: compuesta de grandes rectángulos de cristal, posee un canalón que evoca el curso de un río.

La visita al parque no comienza con la mejor de las atracciones, este Pabellón fue inaugurado en 1994 y desde entonces ha sufrido algunas mejoras, especialmente en el preshow, pero la película sigue siendo la misma (un poco anticuada ya tras más de 20 años de servicio) y sobretodo, el tipo de simulador, un Maxi Motion Seat de Intamin (el mismo tipo de simulador que posee Terra Mítica pero en este caso de dos plazas), hacen que no llegue a ser una tortura, como su hermano de 4 asientos, pero es uno de los peores tipos de simuladores existentes en el mercado, con una coordinación de movimientos con respecto a la película bastante mejorable, lo que provoque que en ningún momento te sientas dentro de la película, que es el objetivo último de un simulador.

Este pabellón tiene como objetivo promocionar la región a los turistas, por lo que el preshow y la película se encargan de mostrar imágenes de los atractivos turísticos de la región. Le otorgo un 5 por su curioso preshow y por el encanto de la película, pero Futuroscope debería plantearse seriamente la renovación de este simulador tras las excelentes cotas de calidad alcanzadas en otras atracciones que dejan a esta en una posición mediocre.

Tras el regusto amargo dejado por esta atracción decido hacer caso a los consejos del empleado de la entrada y me dirijo hacia el fondo del parque para descubrir Arthur, L’Aventure 4D, pero por el camino me dejo embelesar por la belleza de sus edificios y avenidas, aderezadas con esculturas, jardines y obras de arte que convierten en un deleite visual pasear por el parque.

Arthur, l’Aventure 4D – Nota: 9,5

*Nota: Este pabellón mide 35 metros de altura y fue diseñado por el arquitecto Denis Laming. El hipercubo del pabellón representa una 4ª dimensión física y el cilindro de 32 m de diámetro, soportado por dicho hipercubo, simboliza el espectáculo.

En la entrada ponía 25 minutos de espera pero no esperé ni 15 minutos ya que sus enormes y tematizadas colas interiores estaban prácticamente vacías. La primera sorpresa al entrar al edificio fue la cantidad y calidad de tematización que posee, a pesar de que exteriormente está protegido el edificio, en el interior han cuidado el detalle al máximo para reducirnos al tamaño de un Minimoy y transportarnos al fantástico mundo creado por Luc Besson.

La vez anterior no pude disfrutar de este simulador ya que se encontraba en obras para acoger a Arthur pero mi sorpresa fue mayúscula al descubrir un simulador de tipo vertical (está dividido en dos plantas) con una pantalla IMAX curvada frontal que recuerda mucho al sistema utilizado en Soarin’, pero que es anterior a este ya que se inauguró en el año 2000.

Fuente: ParkOthek

Fuente: ParkOthek

Los visitantes se sientan en una especie de mariquitas gigantes con capacidad para 25 personas cada una y entonces empieza una loca persecución a través del mundo de los Minimoys. El movimiento de los simuladores es de una suavidad increíble, que unido a los efectos especiales y la enorme pantalla (900 m²), hacen que te sientas realmente en el interior de la película ya que en ningún momento ves los bordes de la pantalla u otros elementos que puedan distraerte de la acción.

Es una gran atracción completamente inmersiva, con unas colas hipertematizadas, una fantástica película que combina acción y espectáculo visual, y quizás uno de los mejores tipos de simuladores que existen en el mercado. No le he dado la nota de 10 porque me tocó en el primer nivel en la primera fila, por lo que la visión no era la más óptima y algunos efectos no están disponibles en la primera fila. Me quedé con las ganas de repetir en el segundo nivel pero las largas colas a lo largo del día me lo impidieron.

Una curiosidad de este parque es que las gafas 3D suelen estar o en los asientos o en una caja especial cerca de estos, no hay un operador distribuyéndolas en la entrada ni otro recogiéndolas a la salida, y parece que el sistema funciona bastante bien porque para sorpresa mía las gafas estaban bastante limpias a pesar de no ser lavadas en cada uso.

Otro de los puntos a destacar del parque es que, al final de cada función, al menos por la mañana, los operadores hacían una recomendación de dos atracciones a visitar, dependiendo de la afluencia a las mismas, la cercanía con la atracción en la que nos encontramos y la siguiente función. Este tipo de consejos me fueron de gran ayuda y siguiendo el consejo me dirigí al Omnimax, ya que Danse avec les Robots sobrepasaba los 50 minutos de espera y es una atracción de la que ya he disfrutado en este mismo parque y en Legoland Billund, por lo que no entraba entre mis prioridades.

Le Monde de l’Invisible – Nota: 10

Pavillon Omnimax

Pavillon Omnimax

*Nota: El edificio es una esfera, metida en un inmenso cubo translúcido, con una inclinación de 25°, que representa un meteorito caído del cielo, intacto y delicadamente incrustado en el suelo. El cubo es a la vez transparente y reflectante, representando la unión del espíritu y de la materia.

El Omnimax es un cine IMAX con la típica pantalla semiesférica que podemos encontrar en muchos otros cines similares, como l’Hemisfèric de Valencia, pero su punto fuerte es la película proyectada en estos momentos, Le Monde de l’Invisible, novedad 2016, un documental de unos 25 minutos de duración producido por National Geographic que nos muestra de una forma diferente las cosas que al ojo humano son demasiado pequeñas, demasiado lentas o demasiado rápidas.

Es una película altamente recomendable con imágenes bastante interesantes y de gran belleza que nos hacen descubrir un mundo invisible a nuestros ojos. A la salida del cine podemos contemplar la estructura del mismo, lo que aporta más contenido a ese mundo que normalmente nos es invisible al poder observar desde el otro lado la enorme pantalla del cine.

Dejándome guiar otra vez por las indicaciones aportadas por el operador al terminar la función me dirijo hacia el Pabellón de la Imaginación para descubrir la película basada en el popular cuento francés El principito.

Studio 16: Le Petit Prince – Nota 9

Pavillon de l'Imaginaire

Pavillon de l’Imaginaire

*Nota: La arquitectura del pabellón tiene la forma de una gota de agua, que representa el sueño y la claridad de la comunicación, expresando la esperanza de una mejor comunicación entre los hombres. En este pabellón encontramos tres atracciones: Les Yeux Grands Fermés, l’Âge de Glace y Studio 16.

La verdad es que me quedé con las ganas de descubrir esta película cuando estuvo en Isla Mágica sobre un personaje tan querido y popular en Francia, por lo que me alegré mucho de descubrir por fin la versión de este personaje creada por nWave.

Le Petit Prince es una película en 3D que tiene una duración de 15 minutos y rezuma encanto por los cuatro costados, es una película especialmente dirigida para los niños pero que muchos adultos también apreciaran. Como ya he comentado anteriormente, las gafas 3D se encuentran directamente en los asientos, lugar en el que tienes que dejarlas tras la función.

A la salida, una de las recomendaciones fue el espectáculo de magia IMagic que empezaba a las 10h30, por lo que me dirigí hacia el teatro pasando por delante del lago donde se representan los espectáculos nocturnos.

IMagic – Nota: 8,5

*Nota: Este edificio se inauguró en 1989 siendo en su momento el primer Palacio de Congresos, pero al ser absorvido por el parque se construyó un segundo Palacio de Congresos más grande y este edificio pasó a ser una sala de espectáculos. La fachada del IMagic recrea una ilusión óptica gracias a las 11.500 placas de metal que ondulan con el viento, representando un campo metálico en movimiento. Muy cerca, la obra “El árbol de los pájaros” ha dejado escapar algunos de estos animales metálicos y desde las alturas de iMagic, te invitan a soñar…

Este espectáculo de Magia es bastante reputado y ha obtenido bastantes premios, pero, tras un inicio espectacular, gracias al gran tamaño del elemento que hace su aparición en escena en pocos segundos, el resto de números de magia son bastante clásicos (las monedas que caen en un bote por arte de magia gracias a la colaboración de un niño, la azafata que se mantiene en el aire y a la cual se le pasa un aro, etc.) pero la gran puesta en escena convierten a este espectáculo en todo un referente, por lo espectacular de la misma, de ahí la nota otorgada.

Al salir del espectáculo me dirigí a Dynamic!, otro simulador, pasando por delante de la espectacular fachada de Kube.

Dynamic!: L’Attaque des Drones – Nota: 2

Dynamic!

Dynamic!

Por donde empezar… la verdad es que no hay nada salvable de esta atracción… bueno, si, la fila Solo que te permite ahorrarte una hora de cola para “disfrutar” de esta atracción.

Este simulador fue inaugurado en 1994, al igual que La Vienne Dynamique, y al igual que aquel simulador, en este nos encontramos otra vez los Maxi Motion Seat de Intamin, esta vez de 4 asientos (los mismos que los de Terra Mítica), por lo que ya os podéis hacer una idea de la dolorosa experiencia que nos espera al embarcarnos en esta insufrible aventura, la cual no posee ningún sentido de la coordinación con los movimientos de la película y estás deseando que se termine lo antes posible… Llama la atención que al finalizar la película el operador preguntó si todo el mundo estaba bien, y no me extraña ya que tiene que haber causado bastantes dolores de espaldas a muchos visitantes, a lo cual la respuesta fue un tímido “si” no muy convencido.

Si a esto la añadimos que la película proyectada en ese momento era El Ataque de los Drones, una película cláramente inspirada en los videojuegos de acción post-apocalípticos con unos gráficos bastante desfasados para lo que estamos acostumbrados hoy en día (la película es del 2011), hacen que la experiencia propuesta por este simulador no mejore sino más bien empeore… Espero que este simulador sea uno de los pabellones a los que se le va a meter mano en los próximos años porque lo necesita y mucho.

Con el regusto amargo dejado por esa atracción decido dirigirme a la que se convertiría en una de las sorpresas de la visita, Les Mystères du Kube, ya que no sabía lo que iba a encontrarme dentro de ese gran teatro.

Les Mystères du Kube – Nota: 9

Les Mystères du Kube

Les Mystères du Kube

*Nota: La arquitectura de este pabellón busca la unión entre lo real y lo virtual. Su fachada plana está deformada por una especie de lente óptica que refleja el mundo invirtiéndolo. Este efecto visual permite un encuentro entre lo real y lo virtual, donde dos semiesferas encarnan el arte y la tecnología. 

Anteriormente era un cine IMAX 3D pero el año pasado se convirtió en una sala de espectáculos con tecnología mapping y la historia que se nos presenta es la de un Cubo con paderes mágicos que, como su pabellón, une lo real y lo virtual.

La verdad es que no sabía muy bien lo que iba a encontrarme al entrar allí y por ello fue una de las grandes sorpresas del día, al descubrir un espectáculo onírico de gran belleza que asocia la tecnología mapping en un escenario de 600 m² con la performance artística de tres acróbatas y bailarines, que forman parte del decorado y se integran totalmente en la escena.

Las acrobacias realizadas eran de gran belleza, pero no era lo que más me impactó, ya que he visto muchos espectáculos de acróbatas, lo que más me impactó fue la belleza de las imágenes proyectadas y su calidad, desviando muchas veces mi atención hacia las “paredes” del teatro y no hacia los artistas.

Este espectáculo creado por Mu-Events es todo un descubrimiento y nos muestra las posibilidades que ofrece la tecnología Mapping que roza casi la perfección, esperando que sus evoluciones en los próximos años estén a la altura.

Al salir del teatro me dirigí hacia Chocs Cosmiques, pasando por delante del pabellón Tapis Magique que albergará la gran novedad 2017 y que será el primer simulador de tipo Soarin’ de Europa, que si mantiene el nivel de las últimas novedades se convertirá en todo un referente a nivel europeo.

Chocs Cosmiques – Nota: 9

Chocs Cosmiques

Chocs Cosmiques

Esta película fue una de las novedades de la temporada 2009, por lo que ya la había visto, sin embargo es una interesante película educativa sobre el cosmos y sus habitantes más fascinantes y temidos, entre otros los meteoritos y galaxias que provocan choques cósmicos, con una narración basada en el humor que hace la visión de la película bastante amena y divertida. Este cine es de tipo planetario con una gran pantalla ovalada que permite una gran inmersión y posee un interesante preshow que más bien es un museo sobre el espacio.

Al salir del pabellón Cosmoscope me puse a observar uno de los numerosos paneles de información distribuidos por el parque, en el que se indican los tiempos de espera de las atracciones (tienen una curiosa forma de expresarlo y es que en vez de ponerte los tiempos de espera te ponen la hora a la que prevén que harías la atracción) y las siguientes funciones de los espectáculos.

Panel de Información

Panel de Información

Como ya era cerca de las 13h30 y hacía muchas horas que había desayunado, decidí ponerme a buscar un restaurante por el parque en el cual comer, lo cual también aproveché para hacer fotos del mismo.

En todos los restaurantes me encontré con el mismo panorama, colas larguísimas, y mi cuerpo me pedía comer y esperar el mínimo tiempo posible, ya que quería aprovechar el día al máximo, así que al final acabé optando por una interesante promoción que tenían algunos kioskos, el Menú Picnic, un económico menú (para ser un parque de ocio) que vendían en exclusividad algunos kioskos distribuidos por el parque (su carta se restringía a ese menú), pero como ya estaba preparado y lo único que había que hacer era pagar, las colas eran prácticamente inexistentes, por lo que acabé decantándome por esta oferta por precio y rapidez.

El menú se componía de un sencillo bocata de jamón york y queso con bebida, papas y brownie de chocolate como postre, el bocadillo era bastante normalillo pero el brownie estaba realmente bueno.

Menú Picnic

Tras reponer fuerzas decidí continuar mi visita al parque con la atracción 8e Continent, le jeu, ya que la siguiente función del Kinémax estaba completa.

8e Continent, le jeu – Nota: 8

Esta atracción es un cine interactivo de Alterface tipo Desperados, de hecho es la mejor de su tipo que he probado, con un fuerte contenido educativo, además del lúdico, que empezamos a observar desde la cola de espera con los utensilios cotidianos que nos encontramos hechos a partir de basura recolectada de los mares. El objetivo de la atracción es destruir las criaturas “residuos” con nuestra pistola especial para convertirlas en aire puro. Como curiosidad, a pesar de estar en una esquina, quedé segundo en la clasificación general (se nota la práctica en este tipo de atracciones).

Esta atracción ha sido diseñada en colaboración con Maud Fontenoy, portavoz de la UNESCO, con el objetivo de sensibilizar a los jóvenes a preservar los océanos como patrimonio mundial.

Al salir me dirigí rápidamente al Kinémax para asistir a la función de las 14h40 de La Loi du Plus Fort.

La Loi du Plus Fort – Nota: 8,5

Kinémax

Kinémax

*Nota: La arquitectura de este edificio recrea un corazón de cuarzo con su fachada geométrica que son como cristales de roca surgiendo del suelo. Fue imaginado en 1984 por el arquitecto Denis Laming.

Esta sala de cine IMAX ha sido renovada completamente este año incorporando la tecnología IMAX Láser 4K, convirtiéndose en la primera sala de cine de Europa en incorporar dicha tecnología, la cual permite unas imágenes hiperrealistas, de una potencia y una precisión jamás antes alcanzadas, sobre una pantalla de 600 m².

Al ser de los últimos en entrar en la sala me tocó primera fila, y a pesar de que está lejos de la pantalla, esta es tan grande y la proyección tan hiperrealista, que a veces se podían contar los píxeles perfectamente, tampoco ayuda el hecho de que sea un documental sobre criaturas de pequeño tamaño que impide que la calidad de la grabación sea mayor.

El documental sobre naturaleza producido por la BBC, de unos 25 minutos de duración, es bastante interesante, y la nueva tecnología utilizada es una delicia para la vista y oídos, pero el hecho de ver los píxeles con tanta claridad no me permite otorgarle una mayor nota, quizás situándose más al fondo se pueda disfrutar más, eso sí, la pantalla es inmensa.

Continuando la visita al parque llega el momento de adentrarse en un parque lleno de criaturas salvajes y peligrosas…

DSC09642

Carnivore Park

El Carnivore Park es una curiosa novedad de este año en la que se nos presentan las plantas carnívoras como si de Dinosaurios del mítico Parque Jurásico se tratara, dentro de jaulas y recintos que recuerdan a los imaginados por Steven Spielberg.

Parece mentira pero este parque tiene muchos detalles humorísticos que te hacen divertida la visita, otros ejemplos son los bancos con chistes o juegos y los árboles con piernas:

Tras la breve pausa humorística llegaba el momento de visionar el parque desde las alturas, gracias a la Gyrotour.

La Gyrotour – Nota: 7

Esta atracción es una clásica torre de observación de Intamin, la pena es que sólo mide 45 metros de altura, aun así es interesante por las vistas que ofrece del parque y la información sobre el mismo aportada por el operador de la atracción durante la visita.

Como era uno de los momentos de más colas del parque decidí acercarme a Futur l’Expo, una exposición sobre la tecnología del futuro.

Futur l’Expo – Nota: 9,5

Futur l'Expo

Futur l’Expo

*Nota: La arquitectura del pabellón recrea una ilusión óptica ya que parece un falso cubo abierto en dos por una enorme brecha. Sus lados no son iguales, y las dos mitades tienen diferentes pendientes. La escalera de abajo ofrece paso al hombre y la escalera de arriba, invertida, interpela a la imaginación.  

Futur l’Expo, como su nombre indica, es una exposición sobre tecnología del futuro que ya está disponible a nuestro alcance o que está en vías de ser desarrollada. A lo largo de una exposición basada en el tema de la comunicación, de la imaginación y del consumo en un futuro próximo, podemos experimentar las innovaciones tecnológicas que van a modificar nuestra manera de vivir a través de 10 experiencias lúdicas y participativas, que incluye robots, objetos conectados, vestidor inteligente, mesas táctiles, impresora 3D e incluso un bar laboratorio donde degustar un café sólido-líquido.

Es una exposición interactiva muy interesante y muy apropiada para un parque como Futuroscope que habla del Futuro tecnológico y que gracias a las empresas colaboradoras se va renovando anualmente con las nuevas tecnologías que aparecen en el mercado. Aún nos parece una utopía las impresoras 3D y los robots, pero esta exposición nos demuestra que están más próximos de conquistar nuestras vidas de lo que imaginamos.

Tras visitar el futuro próximo que nos espera me dirigí al primer pabellón del parque, el antigo Pavillon du Futuroscope, ahora transformado en el Arena fun Xperiences.

Arena fun Xperiences – Nota: 9,5

Arena fun Xperiences

Arena fun Xperiences

*Nota: El pabellón destaca por su gran esfera blanca que cobra vida por la noche gracias a una iluminación especial tanto interior como exterior. La arquitectura de la Arena representa el amanecer en un mundo en mutación.

El Arena fun Xperiences ofrece 8 desafíos en forma de juegos para ejercitar el cuerpo y mente: I-Schuss, Z-Schuss, Go Sprint, Láser Room, Mind ball, Hit Pulse, Reflex, Memory.

Los juegos presentes en el pabellón tenían mucho éxito y parecían muy interesantes, por lo que no pude disfrutar de ellos, pero se agradece una oferta con juegos interactivos de última generación en un parque temático.

A la salida del pabellón aproveché para tomar algunas fotos panorámicas del parque.

Junto al Arena fun Xperiences se representaban dos pequeños espectáculos, uno de Basket acrobático y otro de BMX Freestyle:

Tras una intensa mañana y parte de la tarde, decido ir al hotel a recoger las llaves de la habitación, dejar los trastos y pegarme una buena ducha relajante, pasando primero por la Cyber Avenue (una zona de máquinas recreativas) y Le Monde des Enfants, una gran zona infantil con gran variedad de atracciones de todos los tipos que seguro hacen las delicias de los más pequeños y algunos adultos.

Una vez fuera del parque, me dirigí al hotel, Hotel Quick Palace 2**, que se encontraba a sólo 15 minutos andando del parque y tenía buena relación calidad precio. En ese momento descubrí que justo al lado de la puerta del parque un pequeño centro comercial con un gran Auchan (Alcampo en España), por lo que aproveché para comprar algo de merienda y desayuno para el día siguiente.

Tras pegarme una ducha y descansar un poco volví al parque ya que no había mucho tiempo que perder, eran cerca de las 18h30 y aún no había visitado la atracción de los Rabbids, así que, aprovechando su cercanía a la entrada fui directo con la convicción de hacerla aunque tuviera que esperar mucho.

La Machine à voyager dans le temps – Nota: 10

La Machine à Voyager dans le Temps

La Machine à Voyager dans le Temps

Tenía muchas ganas de descubrir esta dark ride, uno de mis tipos favoritos de atracciones, y como había cerca de 1 hora de cola en la fila normal me dirigí a la fila Solo, en la cual sólo tuve que esperar 5 minutos, la pena es que las colas tematizadas de la atracción con el Museo Rabbids no son accesibles desde esta cola, por lo que una parte importante de la atracción no la puedes disfrutar.

Al llegar a la zona de pre-embarque, nos sitúan según la capacidad de los vagones y de repente se abren las puertas que nos dan acceso a unos particulares baños públicos en los que hábilmente los típicos espejos han sido transformados en pantallas 3D, a través de las cuáles se nos presentan a nuestros divertidos compañeros de viaje y tras una de sus travesuras, empieza nuestro viaje a través del tiempo.

Fuente: Futuroscope

Fuente: Futuroscope

Cada vagón tiene capacidad para 5 personas (de ahí la utilidad y rapidez de la fila Solo) y tienen la particularidad de que los asientos son tazas de WC, tal cual. Con esta atracción, Futuroscope ha cuidade el detalle hasta el mínimo detalle, especialmente los trenes, los cuáles tienen diversos efectos especiales, incluído el movimiento de los asientos.

Tras la introducción en la que se nos presenta la máquina (lavadora) del tiempo, la atracción se distribuye en cuatro salas: la prehistoria, la Grecia antígua, los indios americanos y la sala en la que la máquina se vuelve loca (varias épocas y acontecimientos históricos son representados). Las transiciones entre escenas son pequeños vórtices del tiempo con algunos guiños cómicos. Al finalizar, llegamos a una última sala que recrea los mismos baños públicos del principio pero con algunos cambios en el decorado tras los viajes en el tiempo, configurándose como la estación de salida, que nos da acceso a la tienda de los Rabbids.

Lo que más me llamó la atención de la atracción fue la integración de las pantallas, a veces es difícil distinguir qué es pantalla y qué es decorado (incluso los decorados se mueven), y  la calidad y cantidad de decorados, logrando una atracción 100% inmersiva gracias, también, a los numerosos efectos especiales y la calidad del 3D. La historia es más bien sencilla, sin diálogos a parte del lenguaje propio de los Rabbids (lo que facilita su comprensión en todas las lenguas), pero destila humor y buen rollo y sales de la atracción con una sonrisa de oreja a oreja (de hecho, a la salida se encuentra un “medidor del humor” para saber tu estado de ánimo).

En definitiva, me encantó esta atracción, me conquistó completamente y no era nada fácil, ya que llevo muchas dark rides a mis espaldas, pero con mucho humor y buena voluntad han conseguido crear una de las mejores atracciones de su estilo y que en mi opinión está por encima de Ratatouille, l’Aventure totalement toquée de Rémy de Disneyland París por la integración de las pantallas y el buenrollismo que transmite.

Aprovechando que en la fila Solo no había cola repetí para poder disfrutar otra vez de esta maravilla y fijarme en la infinidad de detalles y guiños cómicos que tiene, los cuáles continúan en su particular tienda con objetos bastante cómicos aunque de utilidad dudosa.

Con la atracción que más ganas tenía por fin probada, ahora tocaba ir al fondo del parque para probar dos de las novedades de este año, pero primero hice una parada en el Aérobar.

L’Aérobar – Nota: 8

L’Aérobar

*Nota: El Aerobar es una estructura metálica, similar a un globo aerostático, en el interior de la cual hay una cabina de 4 metros de diámetro donde se sientan 12 personas que es elevada a 35 metros de altura y posee una barra similar a la de un bar. Esta infraestructura está gestionada por Aerophile (la misma empresa que gestiona el globo aerostático de Disneyland París) y fue construida por esta empresa en colaboración con Zierer. 

No es realmente una atracción, ya que en efecto es un bar aéreo, pero se puede considerar casi como una al poder disfrutar de las vistas del parque a 35 metros del parque con los pies colgando.

Los precios del bar incluyen la experiencia de “volar” sobre el parque, pero viendo los precios que se manejan en otros parques temáticos o ciudades turísticas tampoco son tan excesivos ya que te incluye un vuelo de unos 10 minutos. La temperatura que hacía en ese momento era muy superior a la que pone en la carte del bar y es que durante todo el día pudimos disfrutar de un día plenamente veraniego.

Carta del Aérobar

Tras hacer una cola de poco más de 10 minutos para pagar tu consumición, tuve suerte y como habían plazas disponibles en el siguiente vuelo pude montarme directamente. Una vez comprobados los cinturones, el globo empieza a subir lentamente y de repente te invade una sensación de vértigo al verte sujeto solamente por un cinturón y con los pies colgando… De hecho, en el turno en el que me monté había una gran familia y uno de los padres de familia tenía miedo a las alturas, así que se pasó todo el rato agarrado a la barra del bar.

Una vez pasados los 5 minutos reglamentarios en lo alto de la estructura para poder consumir nuestra bebida, y tras haber disfrutado de las maravillosas vistas que ofrece el Aérobar desde las alturas de Futuroscope, el globo empieza a descender, pero cuando llevaba unos cinco metros descendidos de repente se paró. Al principio creíamos que era una broma, para asustar al hombre que tenía miedo a las alturas, pero enseguida el operador nos confirma que se trata de una interrupción del servicio en toda regla, debido a que se había agotado la batería del mando que controla la estructura.

Tal y como nos predijo el operador, al cabo de unos minutos la estructura empezó a descender de forma manual, controlada por el operador que estaba situado en la caja de la superficie, pero antes de empezar a descender muy lentamente, la estructura empezó a vibrar, seguramente para desbloquear los sistemas de seguridad y que pudiera descender, añadiendo emoción a la experiencia. Al llegar a tierra, los cinturones también estaban bloqueados, así que tuvo que abrirlos uno a uno introduciendo un destornillador por la parte baja.

El operador transmitió en todo momento una sensación de tranquilidad, evitando crear una situación de pánico e incluso empezó a bromear con nosotros, por lo que el vuelo que tenía que haber durado unos 10 minutos se convirtió en una divertida experiencia de más de 20 minutos en la que todos nos lo pasamos muy bien, a excepción del señor que tenía miedo a las alturas que fue el objetivo de burla de su familia.

En general, y a pesar de la gran afluencia de ese día, los empleados del parque destacaron por su amabilidad y calidad de servicio, siempre atendiendo con una sonrisa y dispuestos a ayudar y aconsejar sobre qué atracciones hacer en cada momento. Un gran punto fuerte de Futuroscope que siempre se agradece, unos empleados motivados, responsables con su trabajo y que ofrecen un servicio al cliente de calidad.

Tras esta interrupción, según comentaba el operador puede que no se volviera a abrir la atracción ese día, ya que eran pasadas las 20h00, por lo que me consideré muy afortunado de haber podido vivir una interrupción de servicio en una atracción como esta y de haber podido montar en el que quizás fue el último vuelo del día.

Una vez con los pues en la tierra, era el momento de visitar las tres últimas novedades de la temporada, empezando por l’Âge de Glace.

L’Âge de Glace – Nota: 7

L’Âge de Glace

Para esta atracción tuve que hacer la cola más larga del día, 19 minutos, aunque al ser una de las novedades más importantes del año la cola durante todo el día superaba la hora de espera.

A pesar de ser una de las grandes novedades del año, se trata de una película resumen de Ice Age 3: El origen de los dinosaurios, una película estrenada en el año 2009 y cuyo resumen ya ha sido visto en otros parques (incluido PortAventura), lo que hace que sea una película ya muy quemada, pero que entra en el objetivo actual de los gestores del parque de disminuir el número de atracciones educativas y ampliar el número de atracciones divertidas, sin ese trasfondo educativo.

A pesar de ello, el parque lo vende como una de las grandes novedades de este año, y es cierto que se nota que se ha realizado una importante inversión para adecuar las colas de la atracción, con un preshow en el que se muestran extractos de la película, y la sala principal, totalmente tematizada y con algunos efectos especiales adaptados a la película, como el lanzamiento de pelotas de goma, pero no deja de ser una oferta muy trillada. En lo que se refiere a la sala de proyección en 3D, esta es bastante curiosa, ya que los espectadores permanecen de pie sobre una plataforma que vibra, teniendo sólo un pequeño respaldo para apoyarse y no el típico asiento.

Hay que reconocer que Futuroscope ha realizado un encomiable esfuerzo en tematización para hacernos vivir la aventura al máximo, incluyendo una especie de “pieles” de animales, por supuesto falsas, que los visitantes tienen que ponerse para convertirse en trogloditas, de ahí que le otorgue un 7 de nota, es cierto que la película no es mala, es bastante divertida y amena, pero se podría haber realizado una selección un poco más actual y menos trillada.

L’Explorarioum – Nota: 8

Pavillon Solido

L’Explorarium

*Nota: L’Explorarium acoge una pantalla hemisférica de 900 m², equipada con uno de los proyectores IMAX® 3D más potentes del mundo. La estructura arquitectónica de la atracción representa una cápsula de exploración gigante de 33 metros de diámetro con ventanas a través de las cuales se vislumbran unos personajes. 

Junto a L’Âge de Glace se encuentra el último de los pabellones que ha recibido nueva película este año, l’Explorarium, cuya novedad es la película documental l’Océan Secret 3D, realizada por Jean-Michel Cousteau, hijo del célebre investigador francés Jacques-Yves Cousteau, gran defensor de los océanos durante el siglo XX.

Previo al documental se proyecta un pequeño preshow en el que algunos animales marinos participan en una especie de “circo”, la verdad es que se me hizo repetitivo y cansino, la mayoría de las imágenes se repetían, y el tono cómico que se buscaba imprimirle no parecía tener mucho efecto entre el público.

Una vez instalados ya en la sala con pantalla hemisférica IMAX, esta vez en 3D, empieza el documental sobre los pequeños organismos que pueblan los mares, especialmente el plancton, que es la base de la cadena alimenticia de muchos seres marinos.

El documental es bastante interesante, pero no me resultó tan fascinante como otros de los vistos a lo largo del día, de ahí la nota otorgada.

Al salir de l’Explorarium ya eran más de las 21h30, sólo quedaban 30 minutos para la primera representación del espectáculo nocturno, La Forge aux Étoiles, así que, como no tenía tiempo para ir a un restaurante, opté por coger otra vez el menú picnic (el cual va preparado dentro de una bolsa de papel) y cenar sentado en el graderío mientras esperaba que empezara el espectáculo nocturno.

La Forge aux Étoiles – Nota 8,5

*Nota: Inspirado por la originalidad de la arquitectura del parque y de sus pabellones orientados hacia el cielo, le Cirque du Soleil ha concebido este espectáculo especialmente para Futuroscope. Asociando su talento creativo al saber-hacer tecnológico del parque, le Cirque du Soleil explora una nueva forma de expresión: un espectáculo sin artistas presentes pero que intervienen por la magia de las imágenes y de los efectos especiales.

Para el espectáculo se ha creado una nueva escenografía frente al graderío de 5000 plazas, un dispositivo técnico de vanguardia en una escena acuática de 7000 m² que incluye: 10 vídeo proyectores que generan 205 000 lúmenes repartidos en 14 millones de píxeles, equivalentes a 7 HD; 3 pantallas de agua creando una superficie total de 900 m² de proyección; una pantalla de tela de 35 metros de altura y 450 m² que se despliega durante el espectáculo; una cortina de agua de 180 m² a 16 metros de altura; a lo que se añade fuentes acuáticas, un decorado imitando un vórtice, láseres, lanzallamas, etc.

Tuve suerte y a pesar de llegar unos 20 minutos antes del inicio del espectáculo encontré sitio en un lugar bastante céntrico y con buena visibilidad.

Tras un breve preshow en el que un empleado del parque hacía un concurso con preguntas sobre el parque, cuyo premio eran dos entradas gratis al parque, se inició el espectáculo puntualmente.

El espectáculo empieza de forma muy poética, algo característico del Circo del Sol, pero tras una quizás excesivamente lenta introducción, cuando parece que va a coger ritmo el espectáculo, pega un tremendo frenazo durante el desarrollo de la historia, que consigue remontar con su espectacular final.

Afortunadamente, los 2-3 minutos del final son espectaculares (aunque te quedas con ganas de más), y ahí ponen todos los medios disponibles para asombrar al público, es realmente espectacular el final y ya sólo por el mismo vale la pena ver el espectáculo, pero el desarrollo de la historia es demasiado lento, con bajones de ritmo muy pronunciados, buscando la belleza en las imágenes proyectadas que no funcionan igual que unos artistas acróbatas en directo, y con una música que no llega a deslumbrar, quizás un poco al final.

El despliegue tecnológico es apabullante, pocas veces visto en un espectáculo nocturno, con una puesta en escena increíble, especialmente la gran pantalla de 35 metros de altura, pero siendo un espectáculo producido por el Circo del Sol esperas un poco más del guión y de la música, aunque la puesta en escena es espectacular y las imágenes de gran belleza.

En definitiva, es espectáculo lento, demasiado poético a veces y que quizás no sea el mejor medio para representar un espectáculo del Circo del Sol, ya que un espectáculo nocturno necesita ritmo, pero ese final y el despliegue tecnológico lo compensa.

Me quedé un poco decepcionado, tenía unas expectativas quizás demasiado altas previas a su visionado, pero como me gustó tanto el final decidí quedarme a la segunda función y la verdad es que en esa ocasión aprecié más el espectáculo, de hecho, cuanto más lo veo más me gusta, ya acostumbrado a ese ritmo lento y poético pero de gran belleza visual.

En la segunda función aproveché para grabar un vídeo (disponible aquí arriba) y no se si es porque el sistema no permite dos espectáculos seguidos o porque dio fallo, pero la gran pantalla de 35 metros de altura no funcionó, pero me sorprendió que el parque tenía una versión alternativa para estos casos y las imágenes que se proyectan en ese gran pantalla las proyectaban en la cortina de agua. Así que, como consejo, os recomiendo que veáis la primera función del día por si acaso el elemento más espectacular de la escenografía no funciona.

Con gran pesar me dirigí hacia la salida, pasando previamente por la tienda, tras haber pasado un increíble día en un fantástico parque, habiendo podido hacer todas las atracciones importantes a pesar de la afluencia, a excepción de Danse avec les Robots que no era una prioridad, y que me reservó grandes sorpresas y descubrimientos (Les Mystéres du Kube, La Machine a Voyager dans le Temps, Le Monde de l’Invisible, etc.).

En definitiva, Futuroscope es un gran parque europeo, gran desconocido y despreciado en el mundo parqueril, que posee una variada oferta de mucha calidad y diferenciada del resto de parques, que se coloca por méritos propios entre mi Top 10 de parques europeos por la autenticidad de su oferta y la calidad de la misma, así como la amabilidad de sus empleados y la belleza de sus paisajes.

Deseando poder volver lo antes posible y volver a disfrutar con más tiempo de este incríble parque y de sus futuras novedades que prometen reservarnos agradables sorpresas para los aficionados de los parques temáticos.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.