[Disneyland Paris] The Walt Disney Company acude al rescate del resort europeo con una aportación de 1.000 millones de euros

Disneyland ParisEsta mañana se ha reunido en sesión extraordinaria urgente el Comité de Empresa de Euro Disney S.C.A., empresa que gestiona Disneyland Paris.

Tras la reunión, celebrada a las 7h00, antes de la apertura de la bolsa de Paris, Euro Disney S.C.A. ha anunciado una proposición global, apoyada por The Walt Disney Company, con el objetivo de mejorar la situación financiera del Grupo Euro Disney, y permitir de esta forma la continuación de las inversiones para la mejora de la satisfacción de los visitantes.

Este proyecto de recapitalización, apoyado por The Walt Disney Company, a partir de ahora TWDC, se eleva a aproximadamente 1.000 millones de euros e incluye:

  • Una aportación de capital en efectivo de cerca de 420 millones de euros, realizada o garantizada por TWDC a través de una aumentación de capital de Euro Disney S.C.A. y su principal filial operacional.
  • La conversión, por un montante de 600 millones de euros, de una parte de las deudas en poder de TWDC en el marco de una aumentación de capital de Euro Disney S.C.A. y su principal filial operacional.
  • El aplazamiento de los pagos acordados por TWDC hasta la nueva fecha de vencimiento en 2024 (actualmente 2028).
  • La consolidación de las líneas de crédito existentes concedidas por TWDC, llegando a su vencimiento en 2014 (esta última ya ha sido prorrogada por TWDC hasta 2015), 2017 y 2018, en una única apertura de crédito renovable por un valor de 350 millones de euros con fecha de vencimiento en 2023.


Conforme a la reglamentación aplicable, TWDC, tras el resultado de los aumentos de capital previstos de Euro Disney S.C.A, se verá en la obligación de iniciar una OPA (Oferta Pública de Adquisición) sobre las acciones de Euro Disney S.C.A. Una OPA es una maniobra bursátil de una sociedad para tomar el control de otra, normalmente más pequeña. La operación consiste en que la empresa “opante” anuncia su disposición a comprar acciones de la otra empresa.

Si esta OPA acaba realizándose, esta proposición tendrá por efecto:

  • Mejorar la situación de la tesorería del Grupo Euro Disney de alrededor de 250 millones de euros.
  • Reducir el endeudamiento del Grupo Euro Disney, hoy en día en disposición de TWDC en su totalidad, que pasarían de 1.748 millones de euros a 998 millones de euros, esta reducción permitirá mejorar su ratio de endeudamiento neto en al pasar de 15x a 6x.
  • Aumentar la liquidez del Grupo Euro Disney reduciendo las cargas financieras relativas a su deuda y reportando la amortización de créditos hasta la fecha de reembolso final en 2024.

Los accionistas de Euro Disney S.C.A. tendrán la oportunidad de tomar parte en los aumentos de capital de Euro Disney S.C.A. al lado de TWDC y al mismo precio. El Consejo de Vigilancia de Euro Disney S.C.A. ha mostrado su apoyo unánime a esta proposición. La realización de las operaciones objeto de esta proposición está subordinada a su aprobación por los accionistas de Euro Disney S.C.A., a la finalización del procedimiento de información pública del comité de empresa y la realización de ciertas condiciones.

Siempre que se cumplan las condiciones descritas anteriormente, las operaciones contempladas en la propuesta se realizarán durante el primer semestre del año 2015.

En resumen, la propuesta realizada por Euro Disney S.C.A. conllevará estas tres acciones:

  • Aumento de capital en 420 millones de euros: El valor de la acción se ha fijado a 1€ / cada accionista actual puede participar en proporción a su participación.
  • Conversión de 600 millones de euros de deuda en acciones: El valor de la acción se ha fijado en 1.25€ / cada accionista actual puede participar en proporción a su participación.
  • Compra de acciones por TWDC: Los actuales accionistas, en caso de que no quieran mantener sus acciones, pueden venderlas al precio de 1.25€ a TWDC gracias a la OPA que se realizará.

Todas estas acciones parecen ir encaminadas hacia un objetivo, permitir que Disneyland Paris pueda invertir más en su complejo y crecer, lo cual permitiría atraer un mayor número de visitantes e ingresos, así como la satisfacción de los mismos aumente.

Hace unos meses salieron a la luz algunos rumores que hablaban de la llegada de TWDC para salvar Disneyland Paris con un plan que incluiría la construcción de varias atracciones, hoy tenemos la noticia de que por fin TWDC ha llegado a la ayuda del resort europeo y puede que esas atracciones que se rumoreó hace tiempo estén más cerca de convertirse en realidad.

Según publicó el pasado mes de abril Geoffrey Von Ruffenach en su página de Facebook, TWDC habría iniciado un completo análisis de los problemas del parque con las siguientes conclusiones:

  • El Disneyland Park, Disney Village y el complejo hotelero necesitan una urgente renovación debido a que su oferta esta anticuada y desfasada.
  • El Walt Disney Studios Park es un parque pequeño y feo indigno de los parques Disney y el último error a solucionar de la era Eisner tras las fuertes inversiones en Disney’s California Adventure y Hong Kong Disneyland.

Según las mismas fuentes, ante la imposibilidad económica de Disneyland Paris de invertir para mejorar estos puntos, TWDC habría aceptado ayudar al complejo con un gran plan de inversión que debería ser anunciado en las próximas semanas o meses, al estilo del que ya tuvieron los parques de California y Hong Kong, y que puede ser parte del proceso de recapitalización anunciado hoy, ya que el objetivo de dicho proceso es aumentar el dinero disponible para inversiones.

(Enlace a la noticia)

 Las continuas crisis económicas de Disneyland Paris

Todo el mundo ha oído hablar alguna vez de que las crisis económicas son cíclicas, ya que tras una etapa de crecimiento o desarrollo económico se produce una crisis económica, sin embargo, dentro de la crisis perpetua en la que se encuentra sumergido Disneyland Paris desde que abrió sus puertas en 1992, sus puntos álgidos en los que TWDC ha tenido que actuar con un plan de salvación que evitara el cierre de la empresa se han producido con una periodicidad muy elevada, de sólo 10 años:

1994

Tras la apertura de Euro Disneyland en 1992 y no alcanzar los optimistas objetivos de visitantes e ingresos, el 14 de marzo de 1994, después de meses de negociaciones y acuerdos, los directivos del parque consiguieron que los bancos acreedores compraran acciones de Euro Disney SCA por un valor de 500 millones de dólares, y que perdonaran 18 meses de intereses y de pagos de intereses diferidos para tres años. The Walt Disney Company acudió al rescate y compró acciones por valor de 750 millones de dólares y además concedió una suspensión de cinco años de los pagos de los derechos.

También acudió al rescate de la sociedad un príncipe de arabia saudí, Al-Waleed Bin Talal Bin Abdulaziz Al Sud, que acordó con The Walt Disney Company que Euro Disney SCA emitiera una nueva edición de acciones por valor de 1.100 millones de dólares, que serían compradas en un 51% por TWDC, el resto sería ofertado a los accionistas existentes con tarifas por debajo del precio del mercado, y el príncipe compraría todo aquello que dejaran los accionistas (hasta un 24,5%).

Todas estas acciones permitieron sanear las cuentas del complejo y permitir la construcción de una nueva montaña rusa, que sería la más espectacular de todos los parques Disney y estaría ambientada en el espacio, se trata de Space Mountain.

2004

Tras la apertura del segundo parque, las cifras mostraron la evidencia, el escaso atractivo del parque dedicado a los estudios Disney, de forma que el grupo estaba pagando una estrategia desastrosa, materializada por el fiasco confirmado del segundo parque.

Los Walt Disney Studios requirieron una inversión de 610 millones de euros, pero el número de visitas global incluso disminuyó: en el 2002 obtuvieron 13,1 millones de visitas, haciendo que Disneyland Park perdiera dos millones de visitas, que fueron los que se quedaron los Walt Disney Studios Park, en un proceso de canibalismo y de competencia mutua que en vez de aumentar las visitas totales hizo que se estancaran y se repartieran entre los dos parques.

La situación volvía a ser muy crítica, pero a diferencia de 10 años antes, cuando se llegó a especular con el posible cierre del parque Disney Europe, todos los agentes implicados se pusieron de acuerdo para conseguir la viabilidad del complejo (incluido el Gobierno Francés), ya que su quiebra hubiera supuesto un enorme impacto en la economía de la región parisiense con la pérdida de 12.000 empleos directos y 50.000 indirectos, así como la visita de más de 12 millones anuales; y para los bancos hubiera supuesto la pérdida de miles de millones de euros implicados en el complejo y con la seguridad que proporciona The Walt Disney Company detrás.

Durante todo el año 2004 se estuvo negociando entre todas las partes para lograr un acuerdo, cuyo principal interlocutor era el entonces ministro francés de Economía, Nicolas Sarkozy. El plan consistió en el aplazamiento de los pagos, con la contrapartida de elevar en dos puntos el tipo de interés aplicable, de 450 millones de euros de la deuda principal a largo plazo, y de adelantar en dos años el último de los reembolsos previstos (cuya nueva fecha era 2012) para una parte de la deuda principal. Por su parte, The Walt Disney Company consintió un nuevo aplazamiento de los reembolsos por el uso de su marca y concedió una nueva línea de crédito por valor de hasta 150 millones de euros (hasta el momento sin usar).

Este plan provocó una reestructuración acontecida en febrero del 2005 que transformó la “Sociedad” en una Sociedad Holding, pasando la casi totalidad de activos y pasivos de la “Sociedad” a Euro Disney SCA, que se convirtió en la principal sociedad de explotación del Grupo, con control y gestión de las operaciones de sus sociedades subsidiarias.

Esta operación vino acompañada de una ampliación de 240 millones de euros que permitía la puesta en marcha de un plan de desarrollo de nuevas atracciones en los parques temáticos, y el aumento, en comparación con los ejercicios anteriores, de las inversiones dedicadas al mantenimiento y a la mejora de los activos existentes. La operación fue apoyada por The Walt Disney Company que aportó 100 millones de euros, pasando así a poseer cerca del 40% de las acciones, mientras que el resto fue aportado por los demás accionistas, configurando de esa forma un nuevo reparto de acciones.

Para poner en marcha este plan de desarrollo de nuevas atracciones (2005 – 2008) se confió en un nuevo director general que ascendió al cargo a finales del 2004, Karl L. Holz, e incluía la remodelación y reapertura para ese mismo año (2005) de la atracción Space Mountain: De la Terre a la Lune, la montaña rusa que cumplía 10 años en el parque, y a la cual se le hizo un lifting con la renovación de los decorados y la creación de una nueva Banda Sonora, pasándose a llamar Space Mountain: Mission 2. En el 2006 se inauguró Buzz Lightyear Laser Blast, una dark ride interactiva que ocupaba el área de Le Visionarium en el área de Discoveryland. Para el 2007, en conmemoración del 15 aniversario, se abrieron dos nuevas atracciones en los Walt Disney Studios Park, Cars Race Rally y Crush’s Coaster, con una abundante tematización en su entorno lo que provocó el cambio de nombre de Animation Courtyard por el de Toon Studio. Finalmente en el 2008 se inaugurarón otras dos atracciones en Walt Disney Studios Park, Stitch Live y una de las atracciones más populares de todos los parques Disney orientada a un público más adulto, The Tower of Terror.

Como apunte final de esta etapa, el 13 de Marzo del 2005 Robert A. “Bob” Iger sustituyó en el cargo de Director Ejecutivo de “The Walt Disney Company” a Michael Eisner que fue destituido de su cargo por los accionistas al considerar que no estaba dirigiendo con la filosofía “Disney” la empresa, la cual había perdido mucho protagonismo en los últimos años, cerrando incluso su división de animación clásica, y cuyos únicos productos buenos eran los que producía una productora independiente, Pixar, con la cual el propio Eisner había roto las relaciones.

2014

A principios de 2012, tras 4 años de grave crisis económica en Europa que habían mermado considerablemente las cuentas de Disnyland Paris, tras los beneficios obtenidos en 2008 gracias al aumento de visitantes provocado por la inauguración de la Tower of Terror y la celebración del 15 aniversario, Euro Disney obtuvo una línea de crédito reutilizable adicional puesta a disposición por The Walt Disney Company con el objeto de llegar a un acuerdo con sus prestamistas para poder construir Ratatouille y celebrar el 20 aniversario.

A pesar de esa línea de crédito, la situación de los bancos europeos en estos años de crisis ha sido muy problemática, debido a la falta de crédito, que impedía que el complejo pudiera refinanciar sus deudas, heredadas de la construcción del parque.

Ante este bloqueo, y a pesar del crédito concedido meses antes, la dirección de Disneyland París no tuvo otra salida que pedir ayuda a The Walt Disney Company, la cual compró toda la deuda del complejo a los bancos permitiendo mayor facilidad y comodidad de pago.

Sin embargo, el deterioro de la situación económica europea en estos años y el deterioro propio del complejo, que ante la falta de inversiones en mantenimiento y espectáculos durante muchos años ha visto descender considerablemente su calidad y prestigio, no sólo por parte de los fans, ha llevado hasta este punto crítico en el que ha sido necesaria la incorporación de un nuevo presidente, Tom Wolber, y un nuevo plan de salvación a gran escala.

Esperemos que para 2024, año en el cual se espera que Euro Disney S.C.A. haya terminado de pagar todas sus deudas restantes (tras las sucesivas quitas) heredadas de su construcción, el resort europeo sea económicamente rentable y no vuelva a caer en otra crisis marcada por el 4…

You may also like...

1 Response

  1. Brisingr25 says:

    Muy interesante artículo; con gran abundancia de información y datos financieros. En fin, esperemos que de esta manera el resort pueda volver a brillar como antaño y que tenga el nivel Disney de los demás…

Deja un comentario