[Parque Warner] Crónica de la inauguración de “Parque Warner Beach”

Ayer se celebró la inauguración oficial de Parque Warner Beach, la cual fue amadrinada por Laura Sánchez, una modelo y actriz española nacida en Alemania.

Los medios fuimos convocados a las 18:00 h. en el Parque Warner con el código de vestimenta “Business Casual”, por lo que todo indicaba que sería una mera inauguración del recinto con discurso de los directivos del parque, sin opción de probar las instalaciones, como así fue, aunque tampoco es que éste disponga de mucha oferta para gente adulta, como es nuestro caso, ya que es una zona acuática enfocada a los niños.

Tras concedernos en la entrada del parque las acreditaciones y un Pen Drive con información sobre la inauguración de Parque Warner Beach, nos condujeron hacia la entrada de la zona acuática, donde se iba a realizar el clásico corte de cinta inaugural.

Acreditación de prensa y Pen Drive

Acreditación de prensa y Pen Drive

Durante el camino encontramos varios carteles marcando el camino a seguir:


Y finalmente, tras una larga espera para que acudieran los personajes famosos y se hicieran fotos en el photocall, el Parque Warner Beach quedó oficialmente inaugurado a las 18:41 h. del 17 de Junio del 2014.

Antes de pasar a valorar Parque Warner Beach hay un dato a tener en cuenta, y es que según la información que hemos podido obtener a través de sus páginas web, en este proyecto han trabajado las empresas Aliva y Conurma, aunque no se sabe si son empresas competidoras o complementarias, en el caso de que hubieran trabajado juntas en el proyecto.

Echando un simple vistazo a sus páginas web, podemos comprobar que ninguna de estas dos empresas está especializada en el diseño de parques de ocio, ni siquiera tienen una experiencia previa, y han englobado el proyecto dentro de un genérico “Comercial” u otros.

Según hemos podido saber por diversas fuentes, Parque Warner encargó el proyecto de Parque Warner Beach a una empresa no especializada en el diseño de parques de ocio con un presupuesto muy ajustado, por lo que, ante la inexperiencia de dicha empresa en este tipo de proyectos, acabó solicitando ayuda a empresas especializadas, las cuales pedían a cambio ser remuneradas, pero debido al presupuesto tan limitado para el proyecto, no llegaron a alcanzar ningún acuerdo.

Esto explicaría muchas cosas del diseño de Parque Warner Beach y que viene siendo criticado en los foros de aficionados desde que se conoció el proyecto, y es que le dieron el encargo de la zona acuática a una empresa no especializada, haciendo ésta lo mejor que pudo, o supo, colocando los diferentes elementos que le habían sido encargados (piscina de olas con playa de arena, río lento, zona infantil) sin una coherencia ni visión del entorno que le rodeaba.

Dicho esto, el principal problema de Parque Warner Beach es su entorno, traseras de edificios y zonas de carga y descarga de camiones, cuyo impacto visual no se ha sabido minimizar en el diseño de la zona acuática, y de hecho, existen muchas posibilidades para minimizar ese negativo impacto visual, siendo una de las más recurrentes y de mejor resultado crear zona perimetral con vegetación en altura gracias a la creación de pequeñas montañas, que al crecer la vegetación reducen el impacto visual exterior y crean la sensación de un entorno vegetal.

Lo más curioso de todo es que en la zona de las piscinas infantiles sí se ha recurrido a ese elemento, pero por desgracia no se ha mantenido en todo el parque, lo que da lugar a muros blancos y vallas de poca altura, en el mejor de los casos, que dejan ver traseras que se han pintado con resultados muy desiguales.

Pero, no nos entretengamos más y empecemos la visita para ir mostrando de forma visual ese fallo de diseño, el cual desluce una tematización de buena factura realizada por David Theming Works, pero que al igual que los diferentes elementos del parque, parece haber sido dejada caer sobre un plano sin ninguna coherencia.

Ya en la entrada que recibe al visitante encontramos claras evidencias de esas deficiencias que mencionábamos anteriormente, con un enorme muro blanco de baja altura que deja ver la trasera de edificios e incluso una caseta eléctrica y que podría haber sido disimulado con una simple valla de madera de estilo cartoon. También llama la atención que el cartel de la zona acuática que va sobre las taquillas aun no ha sido colocado, se puede ver como aguarda en un camión; así como la trasera de Loca Academia de Policía, la cual ha sido pintada con unos colores y formas que recuerdan excesivamente a las casetas prefabricadas de las obras; y cómo la ola de tematización ya fue utilizada para montarse sobre ella y hacerse fotos.

Una vez pasados los tornos, la vista no puede evitar el enorme edificio de oficinas situado al final de la zona acuática y que está siendo disimulado con un mural, aun sin terminar. Como la valla perimetral es de baja altura, es muy fácil ver toda la zona backstage que no debe ser vista, una regla básica de cualquier parque temático y más cuando se trata de una zona llena de camiones ya que estamos hablando de un muelle de carga y descarga

Llegados a la Playa Malibú, como nos temíamos, la piscina de olas es bastante ancha pero muy corta, lo que provoca que haya mucho espacio de arena pero poca profundidad de la piscina, ya que no hay espacio suficiente. Otro de los fallos de la piscina de olas es el recurrente impacto visual del entorno, y es que detrás de la misma está situada la trasera de Loca Academia de Policía, la cual es totalmente visible.

Como curiosidad, han colocado unas duchas automáticas en los accesos a la piscina, para evitar en la medida de lo posible que la arena entre en la misma, aunque ayer también nos encontramos varias colillas en la arena y aun no ha sido abierto el parque…

Junto a la piscina de olas encontramos la exclusiva zona VIP, cuyo acceso tiene unas vistas nada exclusivas aderezadas por un jardín con césped artificial, cuando hay mil recursos (piedras blancas, cortezas de tronco, etc.) antes que recurrir al césped artificial, siendo una zona que no va a ser pisada.

Siguiendo la visita llegamos a una de las entradas del Río Loco, y aquí hay que reconocer que las entradas a nivel del suelo son bastante cómodas y han quedado bonitas, aunque la contra es el uso de puentes desproporcionados para cruzar el río.

Cabe destacar que nos sorprendió la cantidad y variedad de vegetación, mayor de lo esperado, y que cuando ésta crezca proporcionará sombra y colorido a la zona acuática.

Junto a la entrada de Río Loco encontramos uno de los módulos de aseos, los cuales, al igual que el resto de edificios de la zona acuática, parecen ser simples bloques prefabricados a los que se les ha añadido un letrero, obviando por completo cualquier tipo de tematización que nos evite pensar en un complejo industrial, sensación acrecentada por el entorno, impidiendo cualquier tipo de inmersión temática.

Como curiosidad, encontramos algunas tapas de alcantarilla reutilizadas de “Warner Bros. Movie World Madrid”, aunque la mayoría eran genéricas.

Por fin, llegamos a la zona de toboganes, sólo para niños, empezando por la zona más infantil llamada ¡Todos al Agua! que tiene un estilo muy genérico y que por el momento no hay ni rastro de los Baby Looney Tunes que aparecían en los artworks que el parque había mostrado.

Junto a ésta encontramos la zona para niños un poco más mayores, pero que adolece del mismo problema, una zona de toboganes genérica sin tematización Warner.

Hay que reconocer que la oferta para niños, pese a lo genérica que es en tematización, es muy buena con toboganes y oferta bastante interesante, el problema es que los adultos no son correspondidos con una pobre oferta dirigida a ellos basándose sólo en la piscina de olas y el río lento.

Pero, como viene siendo habitual en Parque Warner, los carteles no son su fuerte, como dice un cierto forero de forma cómica a raíz de una de nuestras fotos en Capte.org:

Y todo un clásico que no puede faltar en “La Warner”. De los creadores de “Killing Alone”, “Locademia de Policía” (este último ya arreglado) y “Prohibited the step” llega …

“Los adultos no podrán hacer uso de la tracción”

Los adultos no podrán hacer uso de la tracción

Los adultos no podrán hacer uso de la tracción

Y por fin nos enfrentamos a uno de nuestros mayores temores… las escaleras infinitas…

Puente sobre el Río Loco

Puente sobre el Río Loco

Según nuestras fuentes, la normativa exige que los puentes tengan una determinada altura, para evitar accidentes, el problema es que según parece, los técnicos que diseñaron los puentes de Parque Warner Beach no midieron desde la base del Río Lento, sino desde el suelo, dando lugar a unos puentes desproporcionadamente altos, los cuáles pueden ser atravesados por una persona andando por debajo, ya que sí cumplen la normativa, pero no desde el punto correcto…

Uno de nuestros colaboradores (1'88) comprobando la altura de los puentes

Uno de nuestros colaboradores (1’88) comprobando la altura de los puentes

El único elemento destacable del recorrido de el Río Loco, aparte de las figuras de Hanna Barbera que adornan el recorrido, es un enorme cubo que vierte agua, ya que por el momento no vimos ningún efecto de agua más, aunque el cocodrilo de Hanna Barbera tenía una tubería que daba a ninguna parte. Sin embargo, la ola creada por el cubo resultó ser bastante decepcionante, aunque habrá que comprobarlo in situ para poder opinar mejor.

Otro problema recurrente, que también encontramos en el Río Loco, es el uso de césped artificial en zonas que no van a ser pisadas por el público y con un acabado discutible.

Tras realizar una breve visita, llegaba el turno de los clásicos discursos de inauguración de los directivos de Parque Warner y Parques Reunidos, seguidos de un pequeño espectáculo de baile exclusivo para este evento:

Terminado el protocolo, nos deleitaron con un estupendo Catering celebrado en el restaurante Gran Kahuna, con mucha variedad y cantidad de platos realmente deliciosos, amenizado por los personajes de los Looney Tunes, que hiceron las delicias de los pocos niños presentes, y algún mayor, ya que pudieron disponer de ellos casi en total exclusividad.

Desde la terraza del Gran Kahuna las vistas no son nada agradables, en uno de los laterales, ya que al estar situado en alto y sin ningún elemento vegetal o temático interfiriendo, el visitante puede ver todo el backstage desde Parque Warner Beach hasta Superman, que en un futuro puede que sea usado como terrenos de expansión, pero que ahora mismo son un escombrero.

Vistas desde la terraza del Gran Kahuna

Vistas desde la terraza del Gran Kahuna

Una vez saciados de comida y bebida, decidimos continuar la visita por la zona de vestuarios, que al igual que los módulos de aseos, tienen un aspecto de bloques prefabricados que unos simples murales no logran disimular, además que desde su interior se pueden ver, otra vez más, zonas traseras de edificios.

Pese a lo genérico de su aspecto, parecen bastante confortables las zonas de vestuarios.

Continuamos la visita en dirección a El Embarcadero, el otro restaurante de la zona acuática y que pese a lo atractivo de su tematización, esta está colocada de forma un poco extraña y poco cohesionada con el entorno, con una pasarela elevada para hacerse fotos con Shaggy y la Mystery Machine pero con una ambientación del entorno que no ayuda a trasladar al visitante a un ambiente playero, y con algunos detalles mejorables, e incluso ya pudimos ver detalles de la tematización estropeados.

Como curiosidad, todas las papeleras del parque han sido tematizadas como buzones de diversos colores.

Para salir de El Embarcadero nos volvemos a encontrar con un inmenso puente, el cual da acceso a Agua Aventura, en cuya entrada encontramos una gran ola coronada por Bugs Bunny y Silvestre.

De camino ya hacia la salida, debido a que se estaba haciendo de noche, nos topamos con el servicio sanitario y otro módulo de aseos, los cuales volvían a recurrir a los bloques prefabricados con poco atractivo temático. Frente a ellos habían unos pilones metálicos que salían del suelo, lo que hace pensar que serán utilizados para colocar una zona con toldos, al igual que encontramos junto al restaurante Gran Kahuna, compensando de esa forma la falta de vegetación de gran tamaño, lo que es un punto a su favor para evitar demasiada exposición al sol de los clientes.

Aprovechamos el momento para hacer las últimas fotos del Parque Warner Beach con los últimos rayos del sol:

Y para finalizar, como última visión que recibe el visitante al salir de la zona acuática, un enorme muro blanco y vistas del backstage…

Vistas a la salida de Parque Warner Beach

Vistas a la salida de Parque Warner Beach

En definitiva, y obviando la pobre oferta para adultos, Parque Warner Beach tenía muchos elementos para convertirse en un gran parque acuático: el uso de la marca Warner, los nuevos avances tecnológicos en materia de ocio acuático, etc., y todo ello respaldado por un gran grupo como es Parques Reunidos, el cual debería tener mucha experiencia en el sector de los parques acuáticos gracias a sus aquópolis.

Sin embargo, la mala elección de la ubicación de Parque Warner Beach, por su entorno y dificultad de hacer un acceso independiente, y un diseño “inexperto”, que no ha conseguido minimizar el impacto negativo visual del entorno ni logra una ambientación destacable, hacen de esta zona un nuevo “quiero y no puedo” de Parque Warner, que vuelve a decepcionar con una zona acuática que sólo podrán disfrutar los más pequeños mientras no se amplíe su oferta y cuyo precio, 14’95€ además de la entrada a Parque Warner, es absolutamente abusivo para la oferta y calidad que ofrece, cuando puedes encontrar en la página web de Aquopolis Villanueva de la Cañada entradas a 15’90€ para un parque con una oferta infinitamente mayor y de mejor calidad.

Esperemos que las críticas les hagan recapacitar y de cara a próximas temporadas veamos sustanciales mejoras con nuevas incorporaciones que amplíen la oferta y adecenten la ambientación, de forma que esta zona acuática pueda convertirse en un verdadero parque acuático digno de la marca Warner único en España, y no lo que es ahora…

You may also like...

5 Responses

  1. pablowii says:

    Como me he podido reir con lo de los puentes, jajajaja, y mirad que benic85 es alto, bastante, madre mia, jajajaja

  2. Anonymous says:

    Queremos una review más en detalle del sushi!

  3. Víctor says:

    Buena review y detalles que podrían haberlo hecho grande y al contrario, han magnificado sus fallos.

  4. ruben says:

    A parte de la entrada para el warner beach, hay que comprar la entrada general del parque warner??? Es asi???

    • Benic85 Benic85 says:

      Exacto Ruben,

      Parque Warner Beach no tiene entrada independiente, la única opción para acceder a él es comprar la entrada general de Parque Warner y posteriormente el suplemento de Parque Warner Beach.

Deja un comentario