[Entrevista a Emilio Tramullas] Parte II: el gran proyecto Terra Mítica I

Emilio TramullasContinuamos con la entrevista realizada a Emilio Tramullas, tras la interesante primera parte dedicada a los primeros proyectos de Global TLA, con la segunda parte que está dedicada a su gran proyecto: Terra Mítica.

Esta parte la hemos tenido que dividir en dos partes debido su extensión y para poder preparar mejor sus contenidos.

 

Todo empieza en 1997, cuando Emilio Tramullas se enteró de que la Generalitat Valenciana estaba buscando un equipo para diseñar el proyecto de Terra Mítica.

CONCURSO DISEÑO TERRA MÍTICA

La presentación al concurso de Terra Mítica nace con una pequeña anécdota: Emilio Tramullas tenía un amigo valenciano, Antonio Navarro, que se movía en el mundo de los pequeños parques que le insistió en que debían presentarse al concurso a pesar de que Emilio Tramullas tenía la creencia de que estaría ya adjudicado y que ellos, al ser catalanes, no tendrían ninguna posibilidad, a lo que esta persona respondió que había ido a hablar con Roberto Botella, que era el responsable de la sociedad promotora, y les animaba a presentar su proyecto y probar suerte.

Emilio recibió una sorpresiva respuesta, y es que los responsables de la sociedad promotora del proyecto desconocían la existencia de una empresa española dedicada al diseño de parques temáticos, y ya habían invitado a una selección de 14 empresas especializadas de todo el mundo en el diseño de parques.

Afortunadamente, el proceso de selección fue encargado a la empresa de consultoría PricewaterhouseCoopers (actualmente PwC), y esta consultora les animó a que se presentaran al concurso.

Emilio Tramullas afirma que la selección estaba planteada de forma muy profesional, ya que el briefing que daban a las empresas participantes apuntaba que el proyecto debía ser consecuente con el lugar en el que se iba a situar, la cultura, costumbres, etc. La condición fundamental para presentar proyecto es que había que ir allí, visitar el terreno, sentarse con los directivos y presentar una propuesta, y así lo hicieron. Por presentar la propuesta se pagaba una cantidad simbólica para compensar el esfuerzo de realizar el proyecto aunque no saliera ganador, confiriendo mayor seguridad al proceso.

De las 14 empresas convocadas presentaron proyecto unas 8 o 10, y por supuesto, Global. La mayoría de empresas eran estadounidenses y canadienses, por lo que Emilio, frente a la fuerte competencia, se planteó que la mejor forma de vencer era hacer algo obvio, pero que quizás no iban a hacer los otros, y era leerse el briefing a fondo.

En dicho briefing se comentan aspectos fundamentales que tenía que tener el proyecto: tenía que ser didáctico, histórico, etc.; y vieron que entre los componentes del jurado que iba a juzgarlo estaba la cátedra de Historia de la Universidad de Valencia y entidades similares, por lo que, ante la suposición de que los americanos presentarían unas perspectivas (diseños visuales) muy buenas, ellos tenían que ir con un concepto diferente para poder ganar.

Y así fue, se presentó un guión argumental muy elaborado, pensando en lo que les estaban pidiendo y esa fue la clave de su éxito. Dedicaron mucho más trabajo a escribir el guión, de qué iba el parque, y a narrar el parque por escrito que a hacer perspectivas llamativas. Obviamente, hicieron un layout y algunas perspectivas de ambiente pero la clave fue el guion argumental y la temática propuesta.

Como dato curioso, la documentación del concurso la presentaron una maleta de madera sin pulir hecha a medida, en definitiva, una bonita presentación.

Layout del Concurso

Layout del Concurso

Algunos de los puntos en los que se centra el guion a partir de los cuales desarrollaron la historia argumental del parque: el mediterráneo como cultura de la participación, el mediterráneo como realidad antropocéntrica, el mediterráneo como vivencia de lo lúdico y el mediterráneo como crisol de las artes.

(En ese momento de la entrevista, Emilio Tramullas aprovechó para enseñarnos el Masterplan del parque, un completo dossier con el que ganaron el concurso y que guarda con especial mimo y cariño.)

De esta forma, Global ganó el concurso pese a que la Generalitat Valenciana prefería tener un equipo americano diseñando, porque tenían en la cabeza la idea de que el operador fuera americano. Global recibió el anuncio de que había ganado a través de una carta enviada por la Generalitat Valenciana.

Tras haber ganado el concurso, Globalfue convocada en Madrid con PwC para formalizar el contrato, “sugiriéndoles” compartir la primera fase del trabajo con el segundo clasificado que era EDAW (actualmente AECOM), porque era americano y querían un equipo americano en el proyecto.

DISEÑANDO EL MASTERPLAN DE TERRA MÍTICA

El primer encargo fue convertir la idea preliminar en un masterplan, y en el proceso de realizarlo, la empresa americana EDAW se descolgó del proyecto ya que no entendían el proyecto de Global.

El proyecto de Global planteabaun hilo cultural, histórico, de las civilizaciones mediterráneas, mientras que ellos habían realizado una simplificación a la americana.

Otra curiosidad es que la sociedad promotora del parque, la Sociedad Parque Temático de Alicante S.A., no sabía qué encargarles ya que no tenían experiencia en parques temáticos, por lo que en ese momento tuvieron un proceso de negociación para encarrilar el tema correctamente. La SPTA seleccionó también a una ingeniería para el proyecto, Idom.

(Emilio Tramullas aprovecha para comentarnos que a pesar de que eran las primeras pinceladas del proyecto, en los documentos que nos muestra realizados en Julio del año 1997 podemos reconocer partes que forman parte del parque que abrió sus puertas tres años después, ya que aunque evolucionó el proyecto durante su fase de construcción, no perdió la esencia, otra cosa es lo que ha sido del parque en sus casi 15 años de gestiones de dudosa calidad.)

Posteriormente llegó el momento de realizar el proyecto definitivo e ir a defenderlo, que compartieron con Idom al cincuenta por ciento: Idom se ocupó de toda la parte de ingeniería y dirección técnica de las obras, mientras que Global se encargó del diseño arquitectónico y la dirección artística del parque.

Luego hubo un segundo problema y es que la Generalitat Valenciana no tenía experiencia en operar parques y tampoco había ningún operador detrás del proyecto de Terra Mítica, por lo cual Global tuvo que ponerse en la piel del operador.

Puede parecer una nimiedad, pero el diseño de un parque temático no puede ir separado de su operativa, todo está relacionado: cómo va a ser operada la gastronomía, con una cocina central o varias cocinas, y otras cuestiones similares.

CONSTRUYENDO LA RUTA DE LOS SUEÑOS

Para desarrollar el proyecto de Terra Mítica, Emilio Tramullas y dos socios más, constituyeron la sociedad GLOBAL ESTUDIOS que mantenía la marca GLOBAL pero tenía personalidad jurídica propia.

Global Estudios creó un gran equipo de profesionales, en la sede de Barcelona eran unas 45 personas las que desarrollaban el proyecto, y desplazadas en obra en Benidorm llegaron a haber unas 35 personas (entre proyectistas y otros); mientras que Idom movilizó unas 100 personas en las oficinas de obra situadas en Terra Mítica.

Otro problema que surgió, que explica muchas cosas, es que ellos eran conscientes de que el presupuesto era el que se había estipulado, sin embargo, se les había impuesto la dimensión del parque, ya fuera por deseo político o por un estudio de mercado que hablaba de más de 3 millones de visitantes anuales. Sin embargo, Global Estudios ya avisó en aquel momento que consideraba exagerado ese número de visitantes.

Al final, se dieron cuenta de que lo importante para los promotores es que fuera como mínimo como PortAventura.

(En ese momento aprovechamos para mostrarle los planos que habíamos conseguido reunir con el paso de los años del proyecto, especialmente nos llamaba la atención uno en el que la configuración de Iberia y Roma es muy diferente de la construida finalmente, por lo que aprovechamos para preguntarle si esos cambios habían sido influidos por decisiones políticas, a lo que nos respondió que del layout se hicieron varias versiones, intentando tanto ajustar el territorio como los desplazamientos a través del parque de los visitantes, y que ese plano fue uno de los últimos pero evolucionó hasta la versión definitiva del parque que abrió sus puertas el 26 de Junio del año 2000.)

 

Como apunte curioso, Emilio Tramullas nos comenta que Global Estudios fue quien decidió donde ubicar el parque, para lo cual fueron conducidos a lo alto del cerro ubicado a espaldas de Terra Mítica y desde allí eligieron los terrenos donde se ubicaría el parque. Global fue quien decidió los terrenos del parque aprovechando la existencia de la cantera, en la cual ubicaron Magnus Colossus.

Emilio Tramullas considera que ellos hicieron su trabajo lo más honestamente posible, sabiendo que era un proyecto político pero con la idea de que era un proyecto que tenía que funcionar, sin pasarse con la magnitud de las cosas e intentando que fuera manejable. Dentro de esa manejabilidad el presupuesto de atracciones era contenido.

UN MODELO MÁS TEMÁTICO: ATRACCIONES DE RECORRIDO

El problema de las atracciones, sobretodo en un parque de estas características que partía con la idea de ser un referente a nivel europeo, es que no puedes utilizar atracciones estándar, o si acaso muy pocas, necesita crearlas para ser diferencial. Eso significa diseñar las atracciones conjuntamente con los fabricantes para obtener el resultado que Global quería.

Por ello, hubo un segundo equipo de Global que se creó en paralelo al de proyecto que se dedicaba solo a atracciones: definirlas, buscar fabricantes, trabajar con ellos, seleccionarlas y establecer las características. Era un equipo de Global pero con un contrato separado específico para diseñar las atracciones, las cuales diferenciaban entre atracciones mecánicas y argumentales.

Una vez diseñadas, se encontraron con la problemática de la producción, y en la producción intervenían muchos proveedores para una sola atracción. Nos comenta que una cosa es el Flume Ride o la montaña rusa, que básicamente es un proveedor o dos, además de la obra civil, implantaciones, cimentaciones, etc.; y otra muy diferente son las atracciones temáticas o atracciones de recorrido que no son mecánicas, en las cuales necesitas crear una escenificación que se alimenta de muchos proveedores: el de la robótica, el de los sistemas de transporte, el de los efectos especiales, el de las luces, etc. Conseguir comprar todo lo necesario para crear una atracción de recorrido con un contrato y conseguir que funcione sin que no se dispare de precio, es un trabajo de mucha envergadura.

Global Estudios tenía colaboradores visitando constantemente a los proveedores para ver in situ como evolucionaban los diferentes elementos de cada una de las atracciones, ya que había que coordinar a mucha gente para obtener una atracción global; entre los viajes destaca los realizados a Australia, ya que algunos de los robots se fabricaron allí. Es un trabajo que se ve poco pero es mucho más complejo que el de construir el parque.

Emilio Tramullas aprovecha la ocasión para confesarnos que en algunas de las atracciones de recorrido tuvieron éxito pero en otras fracasaron, y nos comenta que en el caso de “El rescate de Ulises” se fracasó porque el proveedor, que era español, no dio la talla, de forma que hubo que cortar por lo sano y el resultado final no fue el deseado por Global Estudios.

Por otro lado, nos comenta que también es cierto que hubieron problemas de operación al inicio del parque, y es que el parque no empezó siendo operado por profesionales suficientemente preparados, provocando problemas en la puesta en servicio de las atracciones que, además, fue todo a contrarreloj debido a las prisas de la Generalitat Valenciana por inaugurar el parque.

Emilio Tramullas cree que se batió un record en la construcción del parque ya que entre el documento que les acredita como adjudicatarios del proyecto y la inauguración del parque no llegaron a tres años, lo que considera un auténtico logro. Fue un reto muy importante e incluso cuando acudían a la feria de la IAAPA los colegas de profesión no se creían que fueran a ser capaces de llevar a cabo el proyecto con esos plazos tan cortos. Hay que señalar que la idea inicial de la Generalitat Valenciana era construir el parque en un solo año para que pudiera abrir sus puertas en el año 1999, año de elecciones regionales.

Emilio Tramullas apunta que está muy orgulloso del gran equipo de profesionales que consiguió reunir para sacar adelante el proyecto y considera que el parque está muy bien construido y que su coste es absolutamente razonable (algo que ya dijo al juez el día que tuvo que declarar por el caso Terra Mítica), en comparación a lo que se maneja en este tipo de inversiones. El presupuesto de ejecución material, en referencia a los arquitectos del parque, afirma con rotundidad que fue razonable y contenido, otra cosa son otros aspectos.

 

En la próxima entrega hablaremos de las atracciones que se quedaron por el camino, los problemas surgidos en el parque y mucho más…

You may also like...

6 Responses

  1. Juanjo says:

    ESPECTACULAR EL BLOG!
    Muy buenos datos y muy buenos renders de lo que iba a ser el parque!
    Enhorabuena!! 😛

  2. Daxin3 says:

    Enhorabuena por este pedazo documento/entrevista!!! Es una atuéntica delicia 😀

  3. pablowii says:

    Lo estaba esperando como agua de mayo. Bendito benic8, Me ha sabido a poco, esperando la segunda entrega.

    A las claras (y esta entrevista reafirma lo que ya sabemos), esto era un capricho de zaplana, un juguete, porque vamos, ¿igual de tamaño que PortAventura?, envidia cochina y asi nos fue.

    Ojala se resuelvan varias dudas en la segunda entrega.

    Pena que la gente de a pie no valore estas cosas, algunos cambiarian la cara de ver estas cosas, el mal boca oreja seguiria, pero con otra perspectiva.

    • jon says:

      Impresionante! La historia de este parque me trae loco y gracias a esto tengo mucha informacion nueva. Me muero de ganas por leer la siguiente parte…muchas gracias de verdad.

  4. Lawyercoaster says:

    Interesantísimos los datos que aporta el Sr. Tramullas, y es de elogiar que reconozca que no acertaron con alguna de las atracciones, aunque me encantaría se hubiera mojado un poco más en ésta cuestión, fue error de Global o más bien falta de presupuesto (podemos hablar de Tizona, o incluso se me hace rara la elección de RCCA para Magnus Colossus).

    Espero la parte que falta de la entrevista para comentar más a fondo porque el tema es muy interesante.

    Elogiar toda la información que ha compartido el Sr. Tramullas contigo (tanto visual como anécdotas) y a ver si le animas a que cuelgue una galería de Art Works como su compañero Robin Hall hizo con los de la Warner.

  1. June 16, 2014

    […] [Entrevista a Emilio Tramullas] Parte II: el gran proyecto Terra Mítica I […]

Leave a Reply

Your email address will not be published.