Historia del Carrusel

ARTICULO PUBLICADO EN: THEME PARK CLASS


Solamente los que lo saben, pueden recordar que un juguete tan bonito y entretenido como es el carrusel para los niños, fue en su momento, una máquina vinculada con la guerra.

Hasta ahora, del primer tiovivo o carrusel que se tiene información, es uno que aparece en un bajo relieve del Imperio de Bizancio fechado hacia el año 500 a.n.e, donde se muestra a un grupo de personas dentro de cestas suspendidas a un poste central.

La palabra carrusel tiene sus orígenes en el italiano ‘’garosello’’ y español antiguo ‘’carosella’’ que significa “pequeña batalla”, y fue usado por los cruzados para describir un ejercicio de entrenamiento para combate y un juego común entre los jinetes turcos y árabes hacia el año mil 100.

En cierto sentido este dispositivo puede ser considerado un mecanismo para el entrenamiento de la caballería ya que reforzaba la preparación de los jinetes para la batalla al atacar con espadas de madera a muñecos que representan al enemigo.

Los cruzados descubrieron este método y llevaron la idea a sus señores y reyes en Europa, donde se le mantuvo como una secreta arma de guerra dentro de los castillos.

Allá por el año 1680 los turcos y árabes sofisticaron más el entrenamiento, pues los jinetes debían ensartar con sus lanzas un anillo que mantenía en las manos otro jinete.

Al surgir otras técnicas para entrenar soldados, los franceses convirtieron el tiovivo en una diversión, y dentro de los fabulosos jardines de la realeza los favoritos se entretenían dando vueltas, lanzándose bolas de cal llenas de perfume que los dejaban oliendo –para bien o para mal- por varios días.

A inicios del siglo XIX se construían ya en Europa Central e Inglaterra y salieron finalmente los carruseles a los espacios públicos para ser usados en ferias, donde competían en belleza, con su carga giratoria de caballos, música melosa, luces y verdaderas obras de ebanistería de colores alegres.

Pero aún los animales colgaban de cadenas o sogas, la plataforma circular no existía y los jinetes se sentían volar emocionados y contentos, no así los que tenían que hacer girar la mole o arriar las mulas para provocar las vueltas.

Con este método se caía mucha gente – sobre todo, niños- hasta que a mediados del siglo XIX, el carrusel tuvo su plataforma y era impulsado por una máquina de vapor. Vendrían luego mecanismos de engranaje, bases más seguras y finalmente la electricidad para impulsar no solamente animales voladores, también carrozas, autos, naves espaciales y todo lo que la imaginación permita hacer girar.

Por razones que son objeto de controversias y especulaciones de todo tipo, en Estados Unidos y en algunos países europeos como el Reino Unido y Holanda, el carrusel da vueltas contrario a las manecillas del reloj.

Los especialistas en carruseles consideran que la era de esplendor del carrusel fue durante los comienzos del siglo XX en Norteamérica, pues fue allí donde se construyeron máquinas enormes que movían animales, carruajes, y decoraciones exquisitamente elaborados por artesanos europeos emigrados.

Usaron generosas cantidades de maderas de los Montes Apalaches porque eran más aptas para el tallado, y de la rigidez inicial de las bestias, se pasó a animales que parecían saltar, correr o atacar. El primer famoso carrusel fue erigido en Coney Island, fue construido en 1876 por Charles I. D. Looff, un artesano de la madera de origen danés.


El tiovivo en funcionamiento más antiguo está en la ciudad de Praga en el Letna Park y como dato curioso, en Columbia, Estados Unidos, hay uno gigantesco que tiene dos pisos.

A este invento que inicialmente sirvió para la guerra se le llama ‘’carrusel’’, también ‘’tiovivo’’; en Andalucía y sur América, ‘’calesita’’, pero por lo general los niños, que son tan prácticos como insistentes, le dicen simplemente ‘’caballitos’’ y cuando ellos deciden que quieren ‘’caballitos’’, no valen excusas adultas de mareos, quieren ‘caballitos’’ y ¡a dar vueltas!

Fuente: ACN

You may also like...

No Responses

  1. daniel says:

    muy interesante esto , sigan asi

  2. soolee1 says:

    qe buena información, me ayudo mucho en mi trabajo ! gracias

  3. Alejo García Rivera says:

    En 1950 se le decía al actual carrusel “Tivoli” si alguien sabe una respuesta se lo agradezco.
    Atentamente Isabel

Leave a Reply

Your email address will not be published.